lunes, 27 de julio de 2015

LLUVIA TROPICAL






 LLUVIA TROPICAL

Como buen y admirado protagonista
Prepara su salida al escenario
Un manto negro es su primera pista.
Nubes negras, grises de muchos colores
Van cubriendo nuestro cielo azul
Los rayos  alertan nuestros temores.
Caen con pausa grandes gotas
Nos refugiamos bajo techo
Las gotas ya son pelotas.
De repente  el telón se levanta
Suenan las gotas como tambores
Los rayos y ruidos a todos espanta.
Las calles son ríos grandes torrenteras
El agua arrastra árboles y cualquier enser
Su poder barre límites y fronteras.
Tras horas de escuchar ese concierto
Que es el batir las gotas sobre los techos
Todo se para todo queda quieto.
Sale el sol de su larga siesta
La gente se anima a salir
Se oye cantos como de fiesta.
Los niños juegan en los charcos
Demuestran  su sana alegría
De papel hacen barcos
Que navegan  por la ría.


Fernando García      Barcelona   27 julio 2015    

domingo, 26 de julio de 2015

OPERACIÓN DE CATARATAS



                                         

                                            Cuando no tenía cataratas


Aunque en este blog, nada más pongo cosas de Guinea, me ha parecido interesante escribir algo de mi vida particular.

                                                                   


OPERACIÓN DE CATARATAS.-

El viernes pasado, día 24,  me operaron de cataratas y aunque es una operación muy normal, implica ciertos riesgos  y para un alma ingenua como la mía, mucho impacto.

Llegué a la clínica a las trece horas, me pasaron a secretaría donde me hicieron firmar un montón de papeles, que nunca tienes ocasión de leer. Supongo que en los mismos se especifica que las equivocaciones son culpa mía y a mi cuenta.
Durante tres horas cada veinte minutos me ponían unas gotas en el ojo, para que se me nublara la vista y no pudiera ver claro lo que me esperaba.
A las cinco de la tarde vino una agraciada enfermera y muy gentilmente cogida a mi brazo como si fuera una novia me llevó al quirófano, nada más entrar en aquella sala vi cuatro enmascarados, que se tapaban el rostro , tal vez para ocultar su identidad, me tumbaron en una camilla o cama, me sujetaron la cabeza firmemente para que no me escapara y uno con decisión me dijo, dame un brazo, que aprovechó para pincharme no sé qué líquido y al otro lado, otro enmascarado me comunicó, dame este otro brazo para mí. A ese segundo brazo le colocaron una abrazadera y una pinza en el dedo, de cuyos latidos se reflejaban en la pantalla, como si fueran a retransmitir el asesinato.
Resumiendo al cabo de un tiempo, que parece lo pasé dormido, me despertaron, me volvió a recoger la agraciada enfermera y tras atravesar pasillos me dejó ante mi familia, diciendo : Os lo devuelvo sano y santo. 
Así que en este momento estoy en casa, lleno de frascos de colirio y empiezo a ver las cosas tan claras, que al mirar a la calle he visto una persona que en principio parecía un sueco y resulta que era un senegalés.

Fernando García Gimeno

Barcelona  a  26 julio 2015

martes, 21 de julio de 2015

MANO DE OBRA CUBANA PARA FERNANDO POO-III







Dado que me he enterado que hay muchas personas que leen mis escritos y no figuran en los datos estadísticos del blog, por estar suscritos a todas mis publicaciones, voy a comentar algunos puntos más sobre el tema MANO DE OBRA CUBANA.
Una vez llegados los 200 emancipados de Cuba a Santa Isabel en el vapor Ferrol, la reina nombra al capitán Joaquín Fernández Piñerna, responsable de la acomodo  y organización de estos trabajadores, señalándole 25 pesos fuertes mensuales para los gastos de oficina y escribientes en vez de los 40 pesos fuertes que se le propone. (O sea se la baja la asignación)
Vista la carencia de la mano de obra especializada, la Reina sugiere que en la nueva remesa de 200 emancipados solicitados, vayan tres maestros, cinco oficiales y ocho ayudantes de carpintero, dos maestros y 30 oficiales de albañilería, seis herreros, cinco hojalateros y vidrieros y seis tejeros.
De los 200 llegados instalados en un barracón construido al efecto, le comunican a la reina haber contraído matrimonio 15 de ellos, autorizando ampliar el gasto de manutención hasta dos reales y medio, fomentando a la par los hábitos de trabajo para fomentar el matrimonio entre los llegados.
El Consejero de Estado en pleno, ha tenido a bien declarar que los beneficios que la mencionada Real orden de 2 de agosto de 1861, dispensa a los esclavos que de Cuba y Puerto Rico vengan a la península alcanzan igualmente a los que saliendo de dichas Antillas con sus amos, vayan en compañía al norte de los Estados Unidos o a cualquier país en que no se conoce la esclavitud. , siendo voluntad soberana que esta resolución se publique en los periódicos oficiales de esta isla, a fin de que llegue a conocimiento de las personas que pueda interesar el contenido.
R.O. de 13 de febrero 1863.- Mano de obra cubana.
He dado cuenta a la Reina (q.D.g.) de la carta de V.S. número 106, de 20 de agosto próximo pasado, solicitando autorización para cargar a los sobrantes del Presupuesto extraordinario de auxilio a colonos, los gastos que ocasionan los emancipados de la isla de Cuba: enterada S.M. y teniendo en consideración que no podrá soportar dichos gastos la cantidad de 25.000 pesos asignado para fomento del país en el capítulo 8º sección 6ª del Presupuesto corriente, en razón a las muchas atenciones que tiene a su cargo, ha tenido a bien autorizar a V.S. para que su importe se cargue al sobrante que haya resultado de los 50.000 pesos consignados en el Presupuesto extraordinario para auxilio a los colonos encargando a V.S. manifieste a ese Departamento lo que se calcula importará en un año el auxilio a los emancipados de que se trata, para que en su vista se comprenda en el capítulo y artículos respectivos del Presupuesto económico para 1863 y 1864.


Por Real orden se aprueba la compra del barracón donde se alojan los emancipados, dado que sus 4.600 reales quedaría cubierto por el alquiler de 23 meses, pero se advierte de que no se lleven a cabo contratos sin el acuerdo previo de la autorización de S.M. 

miércoles, 15 de julio de 2015

MANO DE OBRA CUBANA. CAPÍTULO II




                                      Cuando gané Wimblendown y me levantaron en hombros


MANO DE OBRA CUBANA- II

R.O. de 20 de julio 1862.-
Vista la comunicación de V.S. fecha 24 de mayo último, consultando a cerca de la manera en que han de ser considerados los doscientos emancipados próximos a llegar a esta isla desde Cuba, como también el régimen a que han de ser sujetos. Su Majestad la Reina ha tenido a bien disponer manifieste a V.S. que los referidos emancipados deben ser en todo momento, reputados como libres, que durante el tiempo determinado contratan su trabajo mediante un precio y la manutención, del mismo modo que hoy sucede con los krumanes. Al mismo tiempo Su Majestad se ha servido autorizar a V.S. para que después de dedicar a las obras públicas el número de estos trabajadores que ellos demanden , pueda repartir los restantes entre algunos de esos habitantes que inspiren las debidas garantías, quedando V.S. también autorizado para poner en planta un reglamento redactado sobre las bases del vigente en la isla de Cuba para el régimen de los chinos, de que se remite adjunto a V.S. un ejemplar inserto en la Gaceta, como también otros ejemplar de la ordenanza de emancipados que rige en aquella isla. Los contratos que se celebren con los emancipados no podrán n exceder del término de cinco años, aun cuando ellos quedan después en completa libertad de renovarlos voluntariamente. Su Majestad recomienda a V.S. que procure distribuir algunas tierras entre los cumplidos, y para que este pensamiento produzca todos sus buenos resultados, importa mucho que los emancipados adquieran hábitos de honradez y laboriosidad, objeto que solamente puede conseguirse inculcando en ellos el conocimiento y la práctica de los principios de nuestra santa religión por medio de las  exhortaciones, trabajos y ejemplos que la misión de la Compañía de Jesús, existente en esas posesiones.
R.O. DE 6 DE NOVIEMBRE 1962.-
Los trabajados que se van desarrollando en las posesiones que la Nación tiene en el Golfo de Guinea demandan el auxilio de brazos, cuya adquisición es en aquellas islas sumamente difícil. En vista de esas consideraciones se dispuso el envío de 200 emancipados de esa isla, que ha conducido a aquélla el vapor Ferrol y que han dado y están dando los mejores resultados; pero siendo un número muy pequeño y las atenciones de la colonia cada vez mayores, la Reina( q.D.g.) se ha servido encargue a V.E. abra una nueva convocatoria por otros 200 en los mismos términos que la anterior, adaptado todas las medidas de persuasión convenientes para inclinarlos a hacer voluntariamente el viaje.

MI COMENTARIO :
 El sistema me permite saber los que entran a leer los artículos que publico, y observo que en este último sobre la mano de obra cubana, solo se ha interesado una persona, cuando lo habitual pasa de los 50 y a veces llega cerca de los 500. Así que voy a dejar unos días para ver cómo va este segundo capítulo y en caso parecido, este se transformará en el último del tema.


Fernando García Gimeno 

domingo, 12 de julio de 2015

MANO DE OBRA CUBANA PARA FERNANDO POO-1







                                                                Desfile Tropas Coloniales
                                                               Comandante Baturone y
                                                                teniente Sevillano



MANO DE OBRA CUBANA-  CAPÍTULO I

En mis veintidós años de estancia en Guinea ignoré que Cuba facilitó mano de obra y que el presupuesto de Guinea durante muchos años estuvo a cargo del presupuesto de la Isla de Cuba. Tanto es así que hace pocos años en una charla que di en la Universidad e Barcelona, en el departamento de Geografía e Historia, muchos alumnos y hasta un profesor ignoraban el hecho.
Hoy repasando un libro encuentro datos sobre el caso, y me permito transcribirlos. Mi fuente es Geografía Histórica  de la Isla de Fernando Poo, su autor Abelardo de Unzueta y Yuste , publicado por el Instituto de Estudios Africanos en 1947.

R.O. de 28 de mayo 1861,. Guardia Colonial Cubana
El señor Ministro de la Guerra y de Ultramar dice con esta fecha al Gobernador Capitán General de la isla de Cuba, lo siguiente:
Por el Ministerio de la Guerra se dijo a este de la Guerra y Ultramar, en 8 del actual, lo que sigue: En la isla de Fernando Poo existe, como V.E. sabe,  una compañía de infantería de 150 plazas. El objeto de su organización , habiéndolo participado así en expresivos términos a este Ministerio el Gobernador Militar de dichas islas, pero la propia experiencia acredita igualmente cuán nocivo es a los europeos el clima de aquel país, en sus actuales condiciones sanitarias, pues aunque la compañía sólo ha tenido seis bajas de defunción, son bastante frecuentes los regresos a la Península por razón de enfermedades, sin embargo de estar sometidas estas concesiones a determinadas reglas , que se observan escrupulosamente . En tal estado , la consideración de evitar males que no son precisos, la de dar mayor impulso posible a los trabajos de colonización, haciendo uso de hombres nacidos en países semejantes, cuya salud no resienta la diferencia del clima, y por fin, la conveniencia de establecer toda clase de conexiones entre nuestras apartadas provincias de Ultramar, han sugerido a este Ministerio la idea de verificar un nuevo ensayo , consistente en reemplazar la mitad de la fuerza de la compañía de Fernando Poo con negros emancipados de la isla de Cuba, de algunos años de permanencia en ella, para que se hallen suficientemente instruidos que posean un oficio útil, robustez y buena conducta. Estos negros podrían ser alistados voluntariamente por seis u ocho años, mediante una gratificación de enganche de veinticinco pesos o más, si se estimase necesaria, el haber de soldados durante su permanencia en la compañía, con más las utilidades de su trabajo, y con la promesa de ser atendidos a su licenciamiento en la distribución de tierras del Estado, si deseaban establecerse definitivamente en Fernando Poo, como en muchos casos es de esperar sucediese. Si V.E, pues encontrase acertado este pensamiento del modo que queda indicado o con las modificaciones que se juzguen oportunas, podrían darse, desde luego, las órdenes consiguientes por el departamento de Ultramar al Gobierno de Cuba para el alistamiento y envío a Fernando Poo de 75 u 80 negros de dicha clase y condiciones, para los cuales se cuidaría por este Ministerio de ir dejando sin cubrir igual número de plazas a medida que vacasen en la expresada compañía, y hallándose conforme el Departamento con la idea emitida en el presente inserto, lo digo a V.E. de Real Orden para su conocimiento y efectos consiguientes:

R.O. de 26 de octubre de 1861.-
Enterada ( q.D.g.) de la consulta elevada a V.E., en carta de 26 de septiembre próximo pasado sobre si, por no presentarse emancipados que quieran ir voluntariamente a Fernando Poo, podía disponerse su embarque de contar con su consentimiento; S.M. ha tenido a bien disponer que, en caso de que no se presente el suficiente número de voluntarios, proceda V.E. al embarque de los 60 que han de ingresar en filas de la compañía de aquella isla y de los 200 que han de establecerse como jornaleros de la misma.


 Continuará………….

miércoles, 3 de junio de 2015

LOS BUBIS
















                                                                  Serpientes en el lago Biao

Los bubis llegaron a las playas de Bioko
muchos desde las costas cercanas
algunos con el corazón roto
de verse obligado huir a tierras lejanas.

Desembarcando en Ureka, Basakato y Carboneras
con sus familias y enseres
navegando en cayucos y pateras
huyendo de malos poderes.

Ese pico de Basilé donde reina el dios Obassa
les sugería tranquilidad y protección
de donde venían, era escasa
quedarse era su perdición.

Ante el tráfico de esclavos hace mucho tiempo
dejaron en la costa su vida de pescadores 
huyendo a las montañas en busca de sustento
pasando a ser agricultores y cazadores.

El mundo les trajo pequeñas invasiones
portugueses, españoles e ingleses
que traían comercio y ambiciones
para defender sus intereses.

Al fin lograron su deseada independencia
pensando en ser tabla salvadora
pero otras tribus de mayor potencia
les imponen injusticia arrolladora

Se imponen el piching y el fang
la sumisión es su única salida
el petróleo brota como huracán
su dinero al poder da vida.

Bioko pueblo de mi infancia
te alegraste de nuestra marcha
pero sin ánimo de petulancia
recuerda con cariño nuestra estancia.        

Fernando García Gimeno


Algete a  3 de junio de 2015

miércoles, 29 de abril de 2015

HUNDIMIENTO DEL FERNANDO POO EN BATA 1936



                                              Atravesando Río Benito



HUNDIMIENTO DEL FERNANDO POO EN LA BAHÍA DE BATA

En Santa Isabel el levantamiento de una parte de España contra la República, el llamado Alzamiento Nacional de julio de 1936, hizo que viendo su consolidación el 18 de septiembre de ese mismo año, destituyen al Gobernador y se proclaman del bando Nacional, no así en Bata donde se constituye Un Comité a lo Frente Popular de España, lo primero que hicieron fue reducir a obediencia y adueñarse de la Guardia Colonial y del armamento de la misma depositado y declarar un bando en estado  de guerra en la población. Ese comité presionaba al jefe de las fuerzas militares señor Fontanet para detener entre otros a todos los misioneros.
Organizaron levas para proteger y vigilar las playas de Utonde y del Ekuku, por sin desembarcaban tropas procedentes de Santa Isabel. Bien provistos se lanzaron a mano armada a la caza de cuantos no comulgaban con sus ideas, entre ellos los administradores del interior como los capitanes Roncaño, Aguilar y don Antonio del Valle y Furundarena.
En eso llegó a Bata la motonave Fernando Poo. El día 1 de octubre llegó a la Misión el practicante del hospital y destacado comunista, señor Paco Diez, y dado que era amigo desde la infancia del padre Bruno, les dijo con toda reserva , que si querían salvarse¡ debían salir y esconderse inmediatamente, fuera donde fuese, ya que aquella noche los vendrían a buscar los del Comité del Fernando Poo, para llevarlos a las bodegas del barco.
El padre Superior convocó a la Comunidad y les notificó la gravedad de su situación. Oír lo que decía el padre Larraya y marchar todos a sus cuartos para dejar las sotanas y cambiarlas por chaquetas y americanas que a buen recaudo cada uno guardaba en su  maleta. Todos salieron de la Misión salvo el hermano Isidoro Gil que se quedó como guardián de la casa.
Al final todos cayeron en manos de los milicianos y trasladados a las dependencias de la Alena, donde permanecieron encerrados, salvo los de Kogo que huyeron a Libreville y dos de Nkue que se fueron al Camerún el día 13 de octubre a las cinco de la mañana, fueron trasladados a las bodegas del Fernando Poo, con ánimo de desentenderse de todos ellos hasta el día que se les antojara.
Los primeros de la Comunidad de Bata en caer en manos de sus perseguidores fueron los padres Egusquiza y Boixadera, iban nuestros padres camino de Movó, por detrás del cementerio de la Misión, cuando al llegar encima de la loma les avistaron algunos indígenas, los cuales al verlos con indumentaria peregrina y con sendos bultos en la mano, creyendo que eran unos señores que escapaban de los milicianos con armas sustraídas a los mismos, dieron parte. Las armas eran los paraguas que llevaban en las manos. Así fueron cayendo uno a uno.
Serían, en efecto, sobe las ocho y media de la mañana del día siguiente que nuestros hermanos llegaron al Fernando Poo, cuando en la lejanía y entre brumas empezó a perfilarse la silueta de una motonave que a todo meter intentaba colarse en el puerto de Bata (en la ensenada, no había puerto en Bata entonces)Sorprendida con semejante aparición la oficialidad del Fernando Poo, enfilaron todos sus prismáticos hacia la misma por ver si lograban distinguir la nación y matrícula que se correspondía a aquel navío.
Mientras tanto, la motonave, asegurada de que se hallaba ya cerca del puerto a cuyas aguas se dirigía, adelantaba cada vez más, cuando al cabo de media hora escasa, retumbaron en el espacio, con horrísono estruendo, dos cañonazos, disparados con tan certera puntería, que ambos dieron al Fernando Poo, inutilizándolo por completo para navegar. Tras estos dos disparos vinieron otros contra la población y caserío de Bata, con lo que ya nadie dudó que la motonave que con tanta certera puntería así disparaba, no podía ser otra que algún navío que hubieran artillado para el caso las fuerzas nacionalistas de Franco, enviándolo a Bata para libertarla del yugo comunista que tan villanamente la oprimía.

Así era en efecto: la motonave era el vapor Ciudad de Mahón, salido de Canarias hacia unos diez días con unos ochocientos voluntarios y uno o dos tabores de Ifni y la conveniente oficialidad. La partida se había liquidado, quedando la victoria para las tropas de nuestra España nacional.
Las bajas: dos misioneros muertos por el disparo de popa, el padre Acacio Ferraz y el hermano Angel Roig, más un paisano de la casa Abascal y cuatro heridos más, todos hermanos nuestros, alguno de ellos con tanta gravedad, como el hermano Isidoro  Gil, que a los pocos días fallecía en el Hospital de Santa Isabel.
La oficialidad  del Fernando Poo y los milicianos, al grito de sálvese quien pueda, a nado algunos y otros con botes, corrieron como locos a escapar de la llegada del Mahón. Llegados a tierra buscaron vehículos para huir al Camerún, tanto es así que los voluntarios canarios, en una batida que organizaron por las poblaciones cercanas a Bata, no capturaron a ninguno. 
El barco a todo esto empezó a escorarse, por lo que todo el mundo lo abandonó, salvo algunos que no se dieron cuenta a tiempo y fallecieron al hundirse parte del barco.
NOTA MÍA : En ese Fernando Poo viajaba mi abuela Polonia y unos primos míos, según me contaron.

Fernando García   Barcelona a  28 de abril 2015