jueves, 18 de octubre de 2018

GUINEA ECUATORIAL - CUARTO Y ÚLTIMO CAPÍTULO










GUINEA ECUATORIAL.- CUARTO Y ÚLTIMO CAPÍTULO

Como complemento de la población, estuvo el blanco, compuesto básicamente de españoles, algún francés, sirio y libaneses en el comercio. En la agricultura en la Isla predominaban los catalanes en la madera en el Continente los vascos. Claro que en el momento de la Independencia los blancos fueron apartados, expulsados, maltratados , pese a que han seguido manteniendo el Centro Cultural Español y alguna ayuda a ese gobierno nefasto.
Resumiendo este escrito, diremos que la Manzana de Oro, La Suiza africana, se perdió por incompetencia de nuestra diplomacia y la lucha en el Gobierno de Franco de dos tendencias dispares, de las que no ganó ninguna de las dos. 
Firmado _ Un negro pasado por lejía (un blanco). Fernando el Africano
Barcelona a 15 de octubre de 2018.


miércoles, 17 de octubre de 2018

GUINEA ECUATORIAL -TERCER CAPÍTULO







GUINEA ECUATORIAL. TERCER CAPÍTULO


Los bubis, que trabajaban en alguna actividad que no fuera su propia agricultura, se contrataban como conductores, mecánicos, y oficios como carpinteros, pintores etc.
Los fang, mayoría de la población. Seguramente unos 800.000 calculo yo, trabajaban en pequeñas plantaciones de café, muchas de su propiedad, o en grandes plantaciones de empresas españolas, aunque el mayor negocio en la zona  Continental era la madera, y en los primeros años de la postguerra la yuca, como suplemento de las patatas, cuyas plantaciones habían desaparecido en Europa, por la guerra.
Los trabajadores nigerianos eran una minoría en la agricultura de la zona llamada Río Muni, los fang  siempre han sido guerreros y no se han llevado bien con otras etnias.
Los ndowe o playeros, completan las otras etnias de la región, este pueblo  con sus diferencias entre bengas, kombes, y otros, fueron arrastrados por diferentes tribus desde la zona de Sudán hasta la costa atlántica (por eso se les llama playeros) , en parte por sus tradiciones que buscaban el gran río (el mar) y para huir de las tribus guerreras y numerosas. Podríamos decir que se convirtió en un pueblo pescador y gran comerciante. Eran los que negociaban con los europeos hasta el tráfico de esclavos.
Por supuesto que en toda Guinea, el negocio de la banana o plátano siempre existió, yo recuerdo que tuve que controlar varios embarques de banana en San Carlos (Luba) para países nórdicos, en que sus inspectores vigilaban mucho la madurez del fruto, ya que no les interesaba que empezaran  a madurar, dado que  entonces los barcos frigoríficos no tenían la calidad de los actuales, y si se les maduraba en el viaje de 15-20 días hasta su patria los tenían que mal vender.

martes, 16 de octubre de 2018

GUINEA ECUATORIAL- SEGUNDO CAPÍTULO




GUINEA ECUATORIAL- SEGUNDO CAPÍTULO

Los Bubis, que son los habitantes de la Isla, unos 80.000 actualmente, siempre han sido algo introvertidos, primero al  huir de los traficantes de esclavos y tenerse que montar sus poblados en la montaña, ya que Malabo y Luba  están  junto al mar, al ser fundadas por los ingleses y precisar sus bahías para sus barcos de guerra y controlar el comercio de la costa Atlántica de África, aunque después se la tuvieron que repartir con Francia y algo con Alemania.
Los bubis se conformaban con vivir de su agricultura, su caza y la pesca para subsistir, por ello España para poder obtener un beneficio de aquellas tierras tuvo que importar la mano de obra, primero de Liberia y Sierra Leona y tras  pruebas con braceros cameruneses  y otros países, se decidió por los nigerianos, con quién se llegó a un acuerdo interesante para las dos partes. El Gobierno Español conseguía trabajadores jóvenes, de buena constitución, con facilidad para asimilar las labores para el cultivo del cacao y el café básicamente. El Gobierno de Nigeria se beneficiaba de una entrada importante de divisas y hasta de trabajadores preparados para cultivos similares. Hubo un periodo que se trajo mano de obra de la Guinea Continental, pero por diversas razones entre ellas que las dos etnias se llevaban muy mal, se tuvo que abandonar.
No podía dejar de mencionar a los fernandinos, base de la sociedad africana de la Isla, los primeros fueron los que trajeron los ingleses como funcionarios del Tribunal de la Represión de la esclavitud, a los que se fueron añadiendo otros africanos de países cercanos que se establecieron con sus oficios en la Isla así como alguno de los negros traídos de Cuba, que había  quedado libertos en la Habana. Esos fueron los que se establecieron en la ciudad de Clarence en el trazado urbanístico en cierta manera copiado por los ingleses de la experiencia que tenían de la ciudad  de Freetown, con calles rectas que terminaban a los pies de la cordillera montañosa (norte-sur) y cruzado por las calles paralelas al mar, este- oeste. Entre estos hubo alguno, que sus propiedades eran las más fuertes y valoradas de la Isla, como Guillermo Vivour y Maximiliano Jones.

El acuerdo laboral era el siguiente. A los trabajadores se les daba casa, comida y el 50% de su salario, así mismo se les permitía un terreno en la misma finca para plantar sus hortalizas, y al tener un trabajo a destajo,  muchos les daba tiempo para otras actividades como pesca, captura de cangrejos, etc. El otro 50% de su salario se les facilitaba un cheque al finalizar el contrato, que debían de cobrarlo en Nigeria. El contrato era de 24 meses prorrogable a 18 meses más.

lunes, 15 de octubre de 2018

GUINEA ECUATORIAL - PRIMER CAPÍTULO





GUINEA ECUATORIAL -   PRIMER  CAPÍTULO

El profano piensa ¿ Como es un país rico, floreciente, con pocos habitantes, con riqueza para ser todos felices por los servicios y las prestaciones sociales no funciona?.
Todo lo que voy a escribir, lo hago de memoria y seguro que hay datos  incorrectos, pero no tengo tiempo de verificaciones.
Primero tendríamos que manifestar que España en un trasiego comercial cambió unos territorios de América por la llamada Guinea, con la intención de que esa zona le convenía para el tráfico de esclavos,  por ser zona muy habitada y en constantes luchas tribales que le proporcionaban mano de obra barata al venderle los esclavos el jefe ganador de una pequeña guerra con su vecino o sencillamente la captura de prisioneros por el más fuerte..
Lo triste de la historia, es que España estaba en tantos sitios y en tantas expansiones que se olvidó de Guinea, y cuando  se acordó, se había publicado la Ley de la Represión de la Esclavitud, que ella había firmado, por lo que no pudo aprovecharse, tras haberse olvidado de aquellas tierras casi cien años. .
Al principio era un territorio malsano, de tal forma que en vez de condenar a muerte a los detenidos por rebelión u otra causa, los enviaban a Guinea, donde fallecían muy rápidamente. Los aliados del Gobierno, eran aguas pantanosas donde vivían a sus anchas la mosca Tsé-Tsé, (enfermedad del sueño) y la Anopheles (malaria), esos primeros años del siglo XIX, no se conocía muy bien la aplicación de la quinina y la necesidad de protegerse del sol (insolación) y de la depuración de las aguas para evitar  la filaria y otras muchas enfermedades.
Llegaron noticias a Guinea, de que en las islas de Santo Tomé, el café y especialmente el cacao de criaban muy bien y se empezaron a plantar pequeñas fincas de esos productos en la Isla de Fernando Poo, donde se observó que el cacao se daba mejor que en otro cualquier lugar, procurando darle una pequeña  sombra y una limpieza del suelo para evitar infecciones. Aquí se descubrió el negocio motor de la Isla y el de la madera en el Continente.  
Guinea Ecuatorial con su petróleo, madera, riqueza agrícola, pesca y algún mineral de alto valor, podría ser el Paraíso Terrenal para sus escasos habitantes, censo que es desconocido pero calculo yo cercano al millón y medio de habitantes.
En ese momento en que España podía beneficiarse de esa maravilla de país, con un aumento importante del consumo y entrada de divisas, es cuando los guineanos se dieron cuenta de que ellos se podrían beneficiar directamente de esas riquezas  y los ilustrados ocupar cargos importantes con un mínimo esfuerzo.
Pidieron la independencia, que se les dio en parte, pensando ,que a cambio la ONU nos daría Gibraltar. Además de eso los ineptos gobernantes españoles, permitieron que el único que no era ilustrado, un simple alcalde de un pueblo perdido en el Continente, pero buen conocedor de la mentalidad humana, lograra que lo nombraran presidente de la nueva nación.
Para un buen gobierno, el problema más importante es que era un Gobierno  familiar y tribal casi de un solo poblado Mongomo, y que España con muy mala visión le cortó el crédito sin negociarlo. .
Segundo problema las etnias no se entienden.
Los Annoboneses, unos 6.000 en total, olvidados en su Isla, carecen de riqueza propia y hasta hace pocos años su comercio y negocio eres el toma y daca, los agricultores cambiaban sus productos a los pescadores y esos sus peces por los productos del campo. Es una isla que en manos portuguesas eran abandonados por largos tiempos y al pasar al dominio español siguió pasando lo mismo. Sus hombres, los pocos que han podido  iniciar sus estudios en Malabo y posteriormente en universidades, han demostrado una alta capacidad intelectual  y han destacado en su vida laboral. 
Hace poco se murmuraba que lo habían convertido en un almacén de residuos peligrosos, al estar a 300 kilómetros del Continente Africano, desconozco la realidad.  Lo que si es seguro que al ser una isla tan pequeña y pocos habitantes no han significado problemas  para el gobierno guineano, pero si problemas para ellos, tanto de salud como de muchas cosas.

viernes, 14 de septiembre de 2018

CUANDO UNO SE MOVÍA


CUANDO UNO SE MOVÍA :



La Guinea de los años sesenta, especialmente la que conozco que es Fernando Póo, era una joya que ya nunca más volverá a brillar.
Su capital Santa Isabel era un bombón pata todos, existía un buen sistema sanitario, por ejemplo yo cuando el doctor confirmaba que un trabajador nigeriano de los cerca de 500 que gestionaba, lo llevaba al hospital y antes de 15 días estaba operado y enviado a la finca para recuperarse. Tal vez algunas especialidades de la medicina  estaban en fase primaria pero eso pasaba en otras ciudades de España. La educación hasta la universidad  estaba bien cubierta, el orden y seguridad era muy bueno, teníamos futbol, teatro, baile, baloncesto , biblioteca pública, competiciones de natación, etc.
Era una ciudad en que las casas permanecían con la puerta abierta todo el día y las motos y coches dormían en la calle, algunos, con las llaves puestas.
Todo este preámbulo está explicado para justificar las actividades que tenía yo, en algún momento entre 1959 y 1963. Esto lo puedo demostrar con fotos, testimonios y documentos.
Secretario de la Agrupación Teatral de Guinea
Miembro del cuadro de actores de la compañía teatral
Vicepresidente del Club  Deportivo de Pesca Marítima
Secretario del Casino de Santa Isabel
Miembro de la Comisión de Festejos del Ayuntamiento (por ser secretario del Casino)
Delegado de Baloncesto de Fernando Póo
Jugador y capitán del equipo de baloncesto de la selección
Entrenador y fundador de la Liga femenina de los 3 equipos femeninos de internas de los colegios:  Santa Teresita, Orfanato y Basilé .
Árbitro de los combates de lucha libre
Locutor, o árbitro de los combates de boxeo
Secretario de la delegación de atletismo
Presentador de un programa de Teatro en Radio Santa Isabel
Narrador  en el periódico Ébano de los partidos de baloncesto (no siempre)
Con frecuencia representante de la  Delegación de Deportes en actos públicos,
 tales, como, acompañar al equipo de futbol nativo a Douala, o recibir al Club Deportivo
Español en el aeropuerto (Ricardo Zamora era su entrenador). 
Todo eso efectuaba y todavía me daba tiempo de otras muchas cosas, como por ejemplo presentar en el local del teatro una audición de jazz , en cooperación con Armando Balboa. .


domingo, 19 de agosto de 2018

CON LA MOCHILA Y ELO LIBRO DE MIS PECADOS


CON LA MOCHILA  Y EL LIBRO DE MIS PECADOS

Pronto partiré para un viaje largo y eterno,
para el que no preciso maleta ni pasaporte,
en que no necesito ropa de verano, ni invierno,
ni arreglarme y presentar buen porte.
Ya nadie oirá mis divagaciones políticas,
ni mis peligrosos y largos viajes,
los niños no sufrirán mis críticas,
y  las historias de bellos parajes.
Espero no dejar enemigos ni resentidos,
y que recuerden con profundos suspiros,
pensando, que se ha ido un amigo grato,
que con sus historias han pasado un buen rato.
En este planeta Tierra he cumplido la misión,
dos hijos que he criado con cariño e ilusión,
cuatro libros me han sido editados,
y  otros muchos descansan inacabados.
Árboles muchos en mi isla querida, he plantado,
unos por trabajo y en otros he ayudado,
siempre agradecí  el afecto que me han dado,
por muchos me he sentido amado.
Alguna sonrisa he provocado con mis conferencias, 
ya que la vida tiene que ser alegría en nuestras vivencias,
mi  Morimó bueno ya toca, para que mi guardían Ibecha ,
vigile mi tránsito con protección a la fuerza maléfica .
A los que he ofendido en esta vida, su perdón quiero,  
condono a los que me deben dinero,
a mi familia gracias por haberme soportado
a todos con intensidad he amado.
Cuando llegué allá avisaré con una señal,
tal vez  con ruido, o los muebles haré temblar,
 no me olvidéis demasiado pronto, espero ,
recordarme que del cariño he sido un buen guerrero.
He luchado mucho en la selva de la vida,
para mi todos sois gente querida,
los morimós malos arden en la caldera de Balachá,
pues a todos,  vencidos,  hemos enviado allá.  

Fernando García Gimeno  
Barcelona a 19 de agosto 2018

sábado, 18 de agosto de 2018

LA EDAD Y EL FRÍO


El frío y viento anuncian el duro invierno,
mi cabello blanco anuncia mi infierno,
reuma, artrosis, gripe y sus hermanas,
me anuncian su incremento por las mañanas.

¿Como puede combatir uno, todas estas virtudes,
que cual nieve acumulada arrastra como aludes?
pues pensando en los mejores años de la vida,
cuando disfrutaba del calor en mi isla querida.

Allí en lo que es ahora Guinea Ecuatorial,
donde se vivía, con poco dinero, fenomenal,
rodeado de arañas, mosquitos y ratas,
que compartían conmigo mis largas patas.

Dicen que hacia calor y mucha humedad,
yo no me enteré, esa es la verdad,
comentan que existían odios entre colores,
yo siempre tuve de los dos colores, amores.

Los nativos arrendaban sus fincas a los blancos,
en sus huertas trabajaban otros tantos,
algunos en oficios y oficinas tenían trabajo,
en las fincas los nigerianos al destajo.

En los colegios e Instituto Colonial,
la mezcla de raza era normal,
en el cine nos separaba una pequeña barrera,
y el precio más barato para ellos era.

En mi niñez hasta los treinta y tres años,
he jugado a futbol y baloncesto con ellos,
nunca he tenido el menor roce ni pelea,
todo ha sido paz y espero que se me crea.

Todo lo que cuentan algunos personajes,
son los que en video han visto esos parajes,
la mentira es muy contagiosa,
y se lo digo en verso, no en prosa.
Por cierto se me olvidaba el detalle,
nunca he visto en plaza o calle,
a nadie limosna pidiendo,
los frutos en remolino de viento,
caían maduros y sabrosos,
y ahí quedaban perezosos,
sin que nadie los recogiera
era una país feliz, otra era.

Fernando el Africano


Barcelona a 20 de Noviembre 2010