lunes, 7 de mayo de 2018

LA VIDA COLONIAL EN GUINEA ESPAÑOLA- ÚLTIMO CAPÍTULO






CHARLA EN LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA- CAPÍTULO ÚLTIMO

        Playa de los cayucos que venían de Nigeria o de Camerún


El problema que trajo la Independencia, es que España hizo este proceso con mucha lentitud y la Independencia con celeridad, de tal forma que llegaron sin cuadros medios y escasos cuadros superiores, además con el agravante de una mayoría fang, tal vez el 75% de la población, a lo que se unió la lucha en el Gobierno de Franco entre Castiella, ministro de Asuntos Exteriores y Carrero Blanco, en teoría el brazo derecho del dictador, dado que cada uno deseaba poner a la persona que llevaría mejor sus intereses personales, facilitó que Macías con promesas de poder obtuvo las ayudas necesarias para subir al poder. .
Para terminar esta charla voy a relatar una anécdota que me contó una monja que ejerció en Basilé.
En 1898, las misioneras llegadas a Santa Isabel, cuya madre  superiora era María Güell Baltá, en vista de los problemas sanitarios que presentaba la ciudad decidieron fundar un colegio internado en la zona montañosa donde la mosca tse-tsé no puede adaptarse y la temperatura es más agradable. Pese a ofrecer enseñanza gratuita, en la que incluían, cocina, confección, y labores caseras, no había forma que se inscribiera ninguna alumna.
En principio atribuyeron a los rumores que durante algún tiempo habían propagado los pastores metodistas, primeros propagadores del cristianismo en aquellas latitudes. El rumor que esparcían sobre la religión católica y sus misioneros, era que en su afán de apoderarse de sus riquezas y obligarles a abandonar sus costumbres, ritos y mitos, y en caso contrario, como había hecho la Inquisición, llegar a la muerte  a al martirio para probar su inocencia. Por fin averiguaron la verdadera razón de la negativa de sus padres a autorizarles para asistir a clases. Ello era debido a que en el pueblo bubi, a las mujeres adúlteras, entre otros castigos , les aplicaban el cercenarles  una o dos orejas y dado que las religiosas llevaban la toca pensaban que era para ocultar la falta de ambas ternillas de nuestro órgano auditivo, así que aquellas mujeres eran tan p….. Pecadoras que les faltaban las dos orejas, así que podían inducir a sus hijas  a pecar  descarriadamente. Por fin tras diversas reuniones con el gobernador para buscar la mejor solución a resolver el problema, la máxima autoridad de la  Colonia, convocó a los principales jefes del los poblados y ante su presencia  hizo desfilar a las monjas y bajándose su toca, mostrar sus orejas para tranquilidad del pueblo bubi.  A partir de ese momento y de una forma progresiva empezaron algunos jefes bubis a llevar a sus hijas al colegio para que les enseñaran cultura, coser y cocinar y ese ejemplo fue secundado por los notables de los poblados , para que sus hijas destacaran sobre las otras. Basilé ha sido el mayor internado de la isla , hasta su Independencia.
Para mi  esta charla ha sido un honor y les doy las gracias por su asistencia.
Fernando García.

Barcelona 28 de marzo de 2004

domingo, 6 de mayo de 2018

LA VIDA COLONIAL ESPAÑOLA EN GUINEA.- CAPÍTULO XII



Reunión en la Universidad de Murcia, anfitrión Esteban Calderón. 



CHARLA EN LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA- CAPÍTULO XII

El pueblo africano ha temido a los hechiceros y ha creído en esas tradiciones, como que comiendo el brazo de un enemigo poderoso, se hereda su fuerza, o devorando el corazón su valentía, por eso aún hoy en día se dan casos de canibalismo. El deterioro de las vías de comunicación o su inexistencia, han obligado a volver en algunas zonas a la medicina tradicional, por ejemplo el kinkilibá en problemas de riñón, el contrití, la papaya y el jengibre para problemas intestinales y otros muchos productos . Utilizan por ejemplo el fruto del árbol que en el Continente se conoce como Abel “Abe” y que en realidad es la kola nítida, un buen reconfortante. Lo curioso es que hoy en día los grandes laboratorios están estudiando todas las aplicaciones de la medicina tradicional para explotar sus ventajas. En la zona de Namibia se ha investigado un cactus llamado Hoodia, que comiendo una pequeña porción da energía, quitando el hambre y la sed durante dieciséis horas, lo que parece se va a aplicar para las dietas de adelgazamiento.
Las relaciones con los nativos de la colonia y el blanco, sufrieron una evolución muy importante desde 1900 hasta la Independencia. Ese concepto de menor edad, imputado por las autoridades al nativo, se fue transformando a medida que se llegaba al 100 X 100 de escolarización. El negro aprendía a veces más rápido que el blanco y el Gobierno se sintió obligado a promocionarlo, facilitándole algunas becas, e ir incorporando a cargos de mayor importancia a los nativos, como alcalde de la ciudad, secretario del Gobernador, Presidente de la Cámara Oficial Agrícola y otros.

continuará...



sábado, 5 de mayo de 2018

LA VIDA COLONIAL ESPAÑOLA- CAPÍTULO XI






El de la derecha es Navarro el de la izquierda soy yo, motorizados para acompañar 
Al gobernador Faustino Ruiz González y e alcalde Carlos Fleitas.


 CHARLA EN LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA- CAPÍTULO XI

En ese término llamado Rio Muni, domina la tribu fang sobre los ndowe y bisios, esas tribus especialmente los fang, son de fuerte constitución atlética y están diseminados no solo, en Guinea Ecuatorial, también en el Gabón y en menor cantidad en la zona cercana del Camerún. Un factor importante dentro de los nativos de la Isla, eran los fernandinos, hijos de funcionarios ingleses procedentes de Sierra Leona, cuando el Tribunal Mixto para la Represión de la Esclavitud, en la ciudad de Clarence (Malabo), otros venidos de colonias cercanas como Nigeria, Camerún e incluso descendientes de algunos cubanos de color traídos de la Cuba Española, como esclavos libertos. Este grupo tenía grandes propiedades y recibía  de las autoridades españolas un trato muy respetuoso, que desde luego se habían ganado a pulso, de ellos destaca el primer universitario guineano, que había estudiado en la Universidad de Barcelona, el abogado don Teofilo Dougan,  creo que llegó a Santa Isabel en 1923 y pasó a ser, nada más llegar, secretario de los juzgados de Santa Isabel, así mismo destaca por su capacidad comercial y el que más propiedades logró don Maximiliano Jones.  Hubo uno anterior muy poderoso don Guillermo Vivour.
El idioma o lenguaje, con que entenderse, es una cosa curiosa de especificar. En los años 1950 y 1960, casi todos los aborígenes hablaban español, pero en la isla de Fernando Póo, dada la enorme población que existía de fernandinos y nigerianos, la lengua habitual utilizada para hablarse con los nativos como con el resto era el pichinglis, o piching, un simulacro de inglés adaptado, lo que hizo que la población europea desconociera el bubi, salvo los misioneros.
En la parte Continental, dado el mayor número de fangs y el menor porcentaje de nigerianos, la población blanca que llevaba algunos años  viviendo allí, por lo menos chapurreaba el fang. Para viajar por toda la costa atlántica, el conocimiento del piching era valioso, ya que lo entendían desde Liberia hasta Sudáfrica.

jueves, 3 de mayo de 2018

LA VIDA COLONIAL ESPAÑOLA - CAPÍTULO X







Mujeres de la familia: Adelaida Torregrosa, mi hermana Paquita, Mi mujer Ángela, mi cuñada Merche, los hijos de mi primo Alberto y Adelaida y la del traje de sevillana mi sobrina Aurora.



CHARLA EN LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA.- CAPÍTULO X

España ejercía una labor paternal, con lo que daba la impresión que consideraba al negro inferior al que había que proteger. El Gobernador gozaba de la potestad de virrey y aplicando el artículo V, podía obligar a un europeo a abandonar aquellos territorios en cuarenta y ocho horas, con lo que perdía su trabajo, y sus propiedades al no tener tiempo material de venderlas. De esa forma el negro discriminado y el blanco acobardado.
El nativo de la isla de Fernando Póo es de la tribu bubi, habría unos quince mil habitantes, tenían su pequeña finca que cultivaban como huerta, sus mujeres o su familia y ellos, con la venta de esos productos y el aguardiente (tope) que extraían de las palmera, eran hombres felices. Si tenían más propiedades, las trabajaban como explotación agrícolas de cacao o café, y en otros casos se las arrendaban a un europeo o nativo de mayor poder económico, que tuviera secadero.
En la isla hacia 1960, habría unos 30.000 nigerianos trabajando fincas de cacao, café, banana, ya que después de muchas experiencias era la mejor mano de obra que se podía contratar. Los Tratados con Gran Bretaña y posteriormente con Nigeria, permitía al trabajador nigeriano (calabares, ibos, yorubas etc.) venir con un contrato de dos años renovable a otro de  año y medio, en el que además de un sueldo se les facilitaba casa  y comida. De este sueldo se les retenía el 50%, importe que se les daba en un cheque en divisas al regresar a su país, de esa forma el gobierno de Nigeria se  aseguraba una entrada importante de divisas.
La entrada de ese porcentaje elevado de trabajadores extranjeros, no pasaba en el Continente, dado que su población de unos 200.000 habitantes como mínimo garantizaba más facilidad de mano de obra, y por otra parte, en el Continente, la propiedad estaba más difuminada en manos nativas y los europeos se habían dedicado a las explotaciones forestales con menos necesidad de mano de obra.

continuará....


martes, 1 de mayo de 2018

LA VIDA COLONIAL EN LA GUINEA ESPAÑOLA- CAPÍTULO 9







   Mi primer disfraz de teatro, con mi hermana Paquita y mi prima Paquita Paz



CHARLA EN LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA-. CAPÍTULO 9

En el deporte, tanto en la selección de futbol como en la de baloncesto, donde fui capitán muchos años, estábamos mezclados, aunque hay que reconocer que los que jugaban al fútbol eran emancipados, en cambio en la de baloncesto estábamos totalmente mezclados sin distinciones.
La política colonial española, en principio no hizo caso absoluto a aquellas posesiones, en parte  porque había hecho el cambio con Portugal a cambio de otras tierras en la zona de Brasil, con la intención de poderse abastecer de esclavos en esta zona de Guinea, pero tuvo la desgracia que al demorar su dominio se aprobó internacionalmente la Ley de la Represión de la Esclavitud y eso le arruinó su negocio, hasta que en la posguerra, vio que podía ser un filón de materias primas, como aceite de palma, yuca, cacao, café, banana y maderas.
En los primeros años de la Colonia al darse algunos casos de compra de terrenos por parte de europeos, mediante el préstamo de dinero vinculado al aval de la propiedad, se establecieron una serie de legalismos basados en las Leyes de Indias, de tal forma que los negros estaban divididos en dos grupos, los emancipados que en cierta manera tenían los mismos derechos que los blancos y los no emancipados que no podían vender o comprar sin permiso o el visto bueno del Patronato de Indígenas, lo que obligaba al africano a una buena conducta y unos estudios mínimos para poder ser considerado emancipado, esa discriminación entre blanco y negro no traía grandes tensiones, pero si una desventaja para el natural de aquellas tierras, dándose casos paradójicos. Por ejemplo en los colegios. En el Instituto de Enseñanza Media Ramiro de Maeztu, teníamos las clases mixtas a todos los efectos, en cambio en el cine, los negros no emancipados estaban separados por una barrera de los blancos.

lunes, 30 de abril de 2018

LA VIDA COLONIAL EN GUINEA ESPAÑOLA- CAPÍTULO 8





CHARLA EN LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA.- CAPÍTULO 8


Por las Ramblas de Barcelona en 1956


La alimentación del nativo en aquellas tierras, estaba basada en los tubérculos, ñame y malanga, las hojas parecidas a las acelgas también se aprovechan, la yuca rayada y en forma de pelota se unta en una salsa picante, bañada en aceite de palma. Las gallinas y la caza del puerco espines y fritambos( una especie de antílope enano). Condimento importante es el plátano frito o asado, que no es lo mismo que la banana. Lo que en Europa consideramos plátano, allí se denomina banana, y el plátano es de mayor tamaño, de cuerpo más duro y por eso se cocina o se come frito. En el tronco del banano o musa, se descubrió de que tenia propiedades para luchar contra la tuberculosis y su alimento es tan importante que Linneo, el padre de la botánica, bautizó a dos de sus especies como Sapientum y Paradisiaca. Como se sabe hay muchas especies y gustos entre ellas, una de tamaño muy pequeño que se conoce como banana manzana por tener ese sabor.  
Los aborígenes, usaban pantalón corto y camisa para ir al campo, o mono de trabajo. En sus ratos de ocio, utiliza un lapá, que consiste en un trozo de tela anudado a la cintura y sin camiseta. Las mujeres en sus trabajos caseros el lapá y una camiseta. Para salir un vestido que normalmente les confecciona una blanca, por ejemplo mi actual suegra y mi tía Cloti eran modistas de alto copete nativo, lucían sus mejores prendas para ir al baile por la noche. Las dos discotecas de aquellos tiempos más famosas de la capital, eran Anita Guau y Riakamba, allí no había distinción, era lugar de cita y encuentro de las dos razas. No conocí nunca pelea en aquel lugar. No hay que olvidar que la mayoría de la población blanca que iba allí, al tener trato diario,  sabía hasta donde debía ceder y no importunar al otro, que era su tierra.  
El calzado del europeo: zapato y calcetín a media caña, el trabajador  nativo, descalzo el del campo y con zapatillas el urbanita. La driminación de salarios y de trato existía sin duda, pero por desgracia esa “virtud” del poder, no ha desaparecido. El trabajador del campo era reconocible  por llevar habitualmente un machete en la mano, que le servía como útil de trabajo, así como elemento para abrirse camino en la densa vegetación africana.
Los blancos en los años cuarenta, utilizaban salacot para protegerse de las insolaciones, al final solo lo llevaban unos pocos, tal vez las cabezas se hicieron más duras, o el serrín de las mismas era mejor aislante. Igualmente el pantalón corto blanco o kaki, con la evolución o el modernismo, se cambió a pantalón largo de color.

viernes, 20 de abril de 2018

LA VIDA COLONIAL EN LA GUINEA ESPAÑOLA- CAPÍTULO 7









Mi hermano Salvador en 1934, con els Gigants del Pi,  casi en la puerta de casa. 

CHARLA EN LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA.-  Capítulo  7

Como en esta charla sería muy extenso hablar de los avatares desde mi llegada hasta mi regreso, en estos veintidós años de estancia en aquellas tierras, voy a significar lo más importante.
Primero, al llegar a esa zona, en los años cuarenta, el muelle era un simple espigón , el aeropuerto un campo de tierra, no existía ningún centro de enseñanza media, la luz eléctrica solo funcionaba algunas horas, tanto es así que hice los siete años de bachillerato de que entonces constaba la Enseñanza Media, con la luz de un quinqué, tal vez por eso mis ideas están algo chamuscadas, y pude hacerlo por la llegada de un gobernador que tenía muchos hijos, y al ver que no había Instituto llegó a un acuerdo con el Ramiro de Maeztu de Madrid para que convalidara las notas del primer Instituto que se fundó.
La cuestión sanitaria era muy deficiente, por falta de medicinas y especialistas. Pese a que cada mes llegaba un barco de la Península, como en España no había de casi nada, tampoco nosotros podíamos abastecernos de alimentos europeos, no hay que olvidar que esa España de los años cuarenta, se alimentaba de legumbres activas, quiere decir que si no las metías dentro del puchero, se fugaban empujadas por algún bicho okupa. Nuestras patatas eran la malanga y la yuca en muchos casos, el aceite bien de palma o de cacahuete, en cambio  frutas, gallinas, y huevos  los había en abundancia. Alguna vez bajaban carne y leche de Moka, un valle situado a dos mil metros de altura, muy similar a nuestra Galicia en su aspecto, donde existía una ganadería en estado semisalvaje, vestigio de una idea de fundar una grana capaz de exportar carne y leche a los países vecinos.
Llama la atención en un país rico en pesca y en caza, que en los mercadillos ambulantes, abunde la carne y el pescado ahumado. Ahumados a soplete y que expuestos al lujurioso sol de aquellas tierras, sea lugar del encuentro de moscas y mosquitos, que parecen conocerse y van de pieza en pieza visitando a sus congéneres y cuando se agita un plumero para ahuyentarlos van a otra pieza cercana para saludar a sus conocidos, eso lo pongo en presente ya que sigue sucediendo hoy en día.