martes, 31 de julio de 2018

UN MILLÓN DE AFRICANOS






Dicen que hay un millón de africanos haciendo cola para entrar en España, y sobre esto hay mucha demagogia y hasta ignorancia.
Vamos a pensar con la lógica planteando todas las posibilidades.
Si se incorporaran un millón de trabajadores más, a la seguridad social, beneficiaría en parte las pensiones del futuro y las actuales.
Dicen  algunos, que ese millón de puestos de trabajo, podría ser para limpiar las cauces de los ríos y evitar las inundaciones, desbrozar los bosques para  evitar los incendios, plantar árboles para atraer la lluvia, PERO, si esto lo hace el Estado, los ayuntamientos u otros órganos oficiales, produciría más rémora a las arcas del Estado, y no se podría mantener.    
Hacienda tampoco tiene fondos para poder darles una casa, una ayuda económica y una Sanidad digna, ya que sería injusto que otros que están en el paro no reciban nada y estos que viene de fuera, sí.
Concretando de ese millón, la empresa privada podría absorber con optimismo, cien mil puestos de trabajo , quedarían 900.000 en una situación crítica. Para solucionarlo no tendrían otro remedio que:
Montar negocios ilegales o venta ambulante ilegal, comer de los contenedores que se deposita comida caducada (peligro sanitario),
Estar metido en negocios de droga, prostitución o ROBAR.
El único camino viable es crear puestos de trabajo, hacer el campo fructífero en sus países de origen, pero eso sí, siempre controlando la inversión en que no vaya al bolsillo de los intermediarios o los gobernantes.
Siempre digo, construir una vía marítima con agua del Mediterráneo que entre por Libia y llegue hasta el norte de los países cercanos al desierto, como Nigeria, Camerún, Niger, Malí etc. Enseñarles a plantar y recoger sus frutos, por lo menos tendrían comida y agua para beber, esa agua se puede conseguir con las potabilizadoras que hoy existen.  Es una obra faraónica que daría cientos de miles de puestos de trabajo,.
Fernando García El Africano     Barcelona   31 Julio 2018

miércoles, 11 de julio de 2018

CIUDAD DE SANTA ISABEL- cuarte y última parte



CIUDAD DE SANTA ISABEL- cuarta y íltima parte
 El río Cónsul 2 monjas y mi esposa Ángela y el capitán de la nave. 


El 22 de enero 1888, fondea en Santa Isabel y San Carlos, el primer vapor correo español, de la compañía Transatlántica, antes lo hacían barcos ingleses y alemanes.
El 9 de noviembre de 1891, se crea el servicio interno entre las islas y el Continente con el vapor Fernando Póo. 
17mayo 1913, se inaugura una línea de ferrocarril cremallera que sale del puerto y llega al poblado de Basupú del Oeste , pasando por Banapá, Timbambé, Sampaka y Sacriba. La idea es que llegue a San Carlos ya que hasta esa fecha el transporte de Luba a Santa Isabel es por lancha.
1913 se termina la construcción del palacio del Gobierno.
1920. Dado el empuje del poblado de Yaundé, se tiene que trasladar el cementerio católico y protestante a Fistown.
1925. Se construye la central eléctrica térmica para dar luz a la población. Es propiedad del nativo don Maximiliano Jones.
 1943 se inaugura el Instituto de Enseñanza Media Ramiro de Maeztu, en los locales que tienen los misioneros claretianos en la plaza de España.
Para dar un mejor idea de la primera Santa Isabel, extraemos datos del libro editado en 1867 por el doctor, San Martín y Montes titulado : Estudios topográficos de la isla de Santa Isabel.:
 Sobre una alfombra de verdura, formada por orlas enredaderas y los guayabos que visten el terreno cortado a pique, se levanta la población de Santa Isabel, hoy capital de Fernando Poo, a 25 metros sobre el nivel del mar. Situada al N. De la isla, y casi en el extremo E de la extensa vega, que se prolonga desde Punta Hermosa hasta perderse en la bahía de San Carlos. Ocupa una posición pintoresca a sus pies la magnífica bahía en forma de anfiteatro, limitada por las puntas Fernanda y de los Frailes, en la que no faltan los barcos de cabotaje, otros mayores que vienen de Europa, algunos vapores ingleses y franceses y muchos cayucos empleados en la carga y descarga. : al N. de la costa occidental de África en la que se levanta el pico de Camerones, y al S. el de Santa Isabel. La población ocupa una llanura, y aunque la calle que mira a la bahía es de forma semi-circular, las otras son todas rectas y espaciosas. Desde el mar no se ve más calle que la Marina, que la forman empezando a mirarla por el E, el Hospital, la casa del cónsul inglés, la del Gobierno, la de Townsend, que es el mejor café de la población, la de los empleados civiles, el elegante cuartel, a cuya parte posterior están las cocinas y la cárcel pública; luego sigue un barracón, la casa del juez, la de Linslager, la entrada de la plaza de España( donde se ve la iglesia católica, la bonita casa de los padres jesuitas y otra de los comerciantes), la de Smit, la de Pellón, la de Townsend y compañía, y por último unas casas bajas y los barracones de los krumanes y de los emancipados. Las demás calles son largas y anchas, y aunque en algunas hay también buenas y elegantes casas, en lo general son todas bajas. La población se compone de 15 calles con 192 casas, de las que 30 son altas y acondicionadas. Santa Isabel tiene bonitos paseos como la quinta Matilde, o Punta >Fernanda que se desmontó en 1864, donde se levanta un monumento a las víctimas de la expedición al Níger en 1842 y la ceiba donde se dijo la primera misa en este país, cuando llegó la corbeta Venus en 1845.








Censo de 1863 en Santa Isabel :                      varones          hembras
Españoles...............................................            104
Ingleses..................................................                7
Holandeses............................................                 2                      1
Franceses...............................................                 1
Bubis.....................................................              150                 140
Congos..................................................              190                    24
Calabar..................................................                50                    30
Ibo.........................................................                52                    47
Krumanes..............................................              359                      1
Sierra Leona.........................................                 10                      6
Bonny...................................................                 15                    10
Mimbia.................................................                 27                      5
Lagos....................................................                 11                      3
Camarones............................................                 61                    10
Principe t S. Thomé…………………..                 28                      7
Total…………………………………             1.067                  284                   

  
Presumo que da como cifra de españoles 104 contando los marineros del habitual barco de guerra que fondeaba en la bahía y cuya tripulación siempre estaba afectada por la malaria y otras enfermedades que les restaba eficacia en toda labor de desarrollo e incluso de protección de la Colonia.  Como confirmación de este comentario, se ve en la estadística que no había una sola mujer española.

Otro día seguiré sobre esa maravillosa ciudad que fue Santa Isabel.


Fernando el Africano

    Algete 14 de enero 2011     ACTUALIZADO el 9/07/2018

martes, 10 de julio de 2018

CIUDAD DE SANTA ISABEL- tercera parte




CIUDAD DE SANTA ISABEL- tercera parte

Enero 1916, se inaugura la nueva Catedral de estilo gótico.
1859 se autoriza por el Gobierno español en la playa de Carboneras, un depósito de carbón para los vapores americanos que surcan las aguas de esa costa atlántica.
En 1860 visita Santa Isabel el hijo del rey de Bimbia, con una carta de reconocimiento de su padre, y se establece un intercambio comercial, dado que en Bimbia hay abundancia de ganado del que carece la isla.
En abril de 1861 visita Santa Isabel el rey de Calabar, Heyo, con su vapor King Calabar, que por cierto le encanta la banda de música del batallón de infantería y el gobernador la Gándara le ofrece que si le envía doce jóvenes, les enseñarán a tocar, lo que hizo que el rey le enviara una balandra con doce jóvenes para instruirlos.
1862, se amplia el depósito de carbón de la playa de Carboneras, autorizando a la fragata inglesa Vindictire a fijarlo como depósito de carbón y de víveres. Se supone que ese navío estaba destinado a vigilar y perseguir la trata de esclavos en la zona.
1884, la escuadra alemana compuesta por las barcas: Bismark, Gneisenau, Olga y Ariadne se suman a la autorización de la base de Carboneras.
Diciembre 1863, visitan el puerto de Santa Isabel, 4 buques de guerra ingleses, 2 holandeses, 3 norteamericanos y 1 francés.
1900 visita Santa Isabel el gobernador de Camarones, saludando al gobernador español Dueñas, que residía habitualmente en Basilé.
En 1919, empiezan a llegar a la isla, los que huyendo del Camerún alemán, perseguidos por franceses e ingleses,  habían llegado a la zona de río Muni. A la isla se calcula que de los 60.000 que se internaron en Río Muni, algunos incluso acosados por los fang con armas suministradas por los ingleses, como explica el gobernador A. Barrera en su libro titulado Las Posesiones españolas del Golfo de Guinea, llegaron a Santa Isabel, unos 21.000. La dificultad de mantener tanta gente obligó a las autoridades españolas a reintegrar al Camerún muchos de ellos. A Santa Isabel se calcula llegaron 6.000 soldados, 12.000 mujeres y niños y 3.000 particulares. Se trajeron a Fernando Poo por presión de los gobiernos franceses e ingleses que no deseaban tener cerca de sus fronteras un potencial militar como podían ser esas sesenta mil personas, cuya organización estaba muy bien preparada entre las tribus fullah y los alemanes. El gobierno español les facilitó terrenos a los militares en la zona de Bokoko, Basilé y parque de la Moncloa. Incluso los militares organizaron colegios y hasta un hospital. En 1920 se llegó a un acuerdo con las autoridades francesas del Camerún, volviendo el jefe Yaundé Atangana con alguna gente. Los alemanes de la isla como la firma Moritz cedieron terrenos para su emplazamiento. Muchos particulares se estacionaron en unos terrenos deshabitados a los que pusieron el nombre de su ciudad de origen, Campo Yaundé.
1861, llegadas unos deportados políticos que son alojados a bordo de la fragata Perla y de la corbeta Isabel, ancladas en el puerto, en espera de que se construyeran instalaciones para ellos. La aparición de una plaga de fiebre amarilla causó la muerte de la mitad de ellos.

Llegan a Santa Isabel numerosos exploradores y botánicos para estudiar la flora y fauna de la isla, así como ascender al pico de Santa Isabel, como en 1884 el polaco Rogozinski y su esposa,  o el explorador Baumann. En 1894 sube al pico el naturalista portugués Newton. 

continuará.....

lunes, 9 de julio de 2018

CIUDAD DE SANTA ISABEL- segunda parte




CIUDAD DE SANTA ISABEL- segunda parte




Owen trazó una ciudad con calles perfectamente rectas que nacían en la costa y morían en la montaña, asignó a los funcionarios del Tribunal y a los trabajadores, pequeñas parcelas donde establecer un jardín y una pequeña valla para evitar la llegada de animales tales como roedores ( grounbif) serpientes a la vivienda, a la par que iniciar una labor de secar la zona pantanosa nido de moscas y mosquitos, que a su vez son transmisores de la malaria, la tripanosomiasis, la filaria etc.

Ello presentó problemas, ya que aparecieron muchos jefes indígenas reclamando sus derechos sobre los terrenos que estaban los krumanes edificando, y por otra parte se encontraban temerosos de los numerosos disparos que se sucedían durante todo el día, ello era por la caza de monos que efectuaban los ingleses para proveerse de esa carne para su gente.  Por fin en un acto simbólico se trazó el perímetro de la ciudad y se pagó un precio acordado con los diversos interesados, entre los que destacaba un jefe de Banapá llamado Bololo.

El 29 de Agosto de 1832, ante los intereses encontrados entre Sierra Leona y Bioko, y la constatación que el clima seguía siendo malsano dada la gran mortandad de funcionarios ingleses, el gobierno inglés dio orden al coronel Edward Nicolls de abandonar la isla de Bioko. Dado los ingresos que generaba el aceite de palma para algunos comerciantes ingleses afincados en la isla, cuyo importe económico ascendía a 500.000 libras esterlinas, le fueron vendidas las propiedades del Gobierno Inglés a la compañía Dillon de Londres, siendo nombrado representante de la misma Beecroft. Gracias a este nombramiento no se perdió todo lo conseguido.
Después de tener abandonado esos territorios España, llega el 23 de febrero de 1843, una expedición al mando del capitán de navío Juan José de Lerena y Barry, destituye a la compañía inglesa West África de su poderes que se había adjudicado al comprar los terrenos a  la compañía Dillon. Lerena cambia el nombre de la ciudad y le pone el de Santa Isabel en honor de Isabel II, que todavía no era reina de España por no tener edad para ello. Y como no tiene ningún español al que responsabilizar el seguimiento de sus órdenes nombra gobernador español al inglés Beecroft, que además de comerciante, era explorador y gozaba de un barco de su propiedad anclado en la bahía, el Etíope.
El 22 de mayo de 1858, llega a Santa Isabel la expedición Chacón, que trae los misioneros jesuitas que tendrán que competir con los metodistas anglicanos que llevan desde 1823 en la ciudad.
En septiembre de 1860 el gobernador La Gándara reúne en Santa Isabel por primera vez todos los jefes bubis de la isla los llamados “cocorocos”, que con sus lujuas o grupos de guerreros bajan con sus adornos de plumas, pieles y hasta cuernos de búfalo a un acto de pleitesía al Gobierno español.
El 19 de noviembre de 1862, se inauguró la iglesia de la plaza de España, de una sola nave, con tres altares y coro, ocupaba el sitio de la actual catedral.
Después de abandonar su labor en Guinea los jesuitas, por la política del Gobierno
contra los jesuitas, esa labor misionera no vuelve hasta que el 13 de noviembre de 1883, llegan en el vapor inglés Landana de la África Steam Ship, los claretianos que en la casa misión conservada por los capellanes de marina, establecen su cuartel general. Dado que el Gobierno les había asignado no solo su labor misionera sino también la enseñanza de la cultura en todo el territorio, se puede afirmar que desde entonces se reafirma la enseñanza en la ciudad de Santa Isabel



continuará.........


CIUDAD DE SANTA ISABEL- PRIMERA PARTE


La isla de Bioko era conocida por los comerciantes ingleses  en el siglo XIX, ya que la bahía de Luba era frecuentada por los mercantes que hacían las rutas cercanas, como en la desembocadura del Níger, en la llamada Oil Rivers, se acercaban a la bahía de Luba para igualmente adquirir aceite de palma, abundante en esta zona, como para aguar y reponer frutos por ser esta zona muy rica en ellos y tener más seguridad que en otros costas que habían arribado. La ciudad de Freetown fundada en 1787, era la sede del tribunal de la Comisión Mixta para la represión desde 1820, pero su malsano clima y tal vez las aspiraciones británicas de ampliar sus tres únicos enclaves en África Occidental, Bathurst, Cape Coast y Freetown, decidieron a la Corona encargar al capitán William Fitzwilliam Owen, la tarea de fundar y trasladar el Tribunal a la isla de Bioko. Se deciden por Owen dada  su experiencia de la zona, ya que anteriormente había asignado a sus subordinados Vidal y Boteler, hacer una exploración a la isla de Bioko y diversos mapas de la costa del  África Occidental, lo que hace suponer que la idea de ocupar esa isla había sido estudiada por el capitán Owen con anterioridad.
Llegan a Bioko el 26 de octubre de 1827, y desembarcan el día 27, un grupo numerosos de personas, según relata A. Martín del Molino en su libro La ciudad de Clarence, estaba compuesto por : 
Oficialidad y tripulación de los cuatro barcos .......  150 personas
Real Cuerpo africano.............................................     60   
Maestros de obras ingleses....................................     19   
Artesanos de Sierra Leona.....................................     39   
Fantí de Cabo Costa..............................................       4    
Krumanes pescadores y trabajadores....................    130  
                                                                               _________
Total..............................................................            402 personas

Habían escogido previamente la zona de la bahía de Venus, que ellos bautizan como Maidstone, por estar más cerca de la costa que Luba, a la que le asignaron el nombre de George`Bay. De los escritos de Jhon Clarke en 1841, parece ser que el primero que se acercó fue un bubi del actual pueblo de Fistown. Se decidieron por la ciudad de Santa Isabel a la que bautizaron como Clarence por estar desocupada, tener agua en abundancia, abundante pesca, tortugas  y su bahía posible cráter de un volcán está protegida por las dos promontorios hacia el mar : Punta Fernanda ( Punta Williams) y Punta Cristina( Punta Adelaide) . Antes con un grupo de soldados al mando del teniente Robinson exploraron el terreno para asegurarse elegir el mejor sitio. Por mediación de darles barras de hierro, consiguieron abundante comida, especialmente ñames y frutas, para ello hizo que algunos se acercaran a los nativos sin armas y con los artículos a camibar en la mano. Destacó por su interés además de las piezas de hierro, los espejos  y las campanillas por su sonido.

El 30 de octubre bajo el mando del teniente Vidal, un grupo de 100 trabajadores empezaron a abrir el camino de los que luego hemos conocido como Cuesta de las Fiebres, que permite comunicar la playa donde atracaron los veleros con la conocida plaza de España que tiene un desnivel de unos 25 a 30 metros con el mar.

Los primeros contactos con los jefes de los poblados cercanos fuero un triunfo para Owen, ya que aceptaron subir a los barcos pese a la desconfianza que sentían hacia los blancos que para ellos eran mercenarios de esclavos. Al fin subieron a la nave almirante Eden, con sus cuerpos pintados con amarillos y el carmesí del ndola, sus sartas de abalorios, sus plumas de faisán o loro, y los huesos de mono pieles de animales y hojas adornando su cintura. Tras el intercambio de regalos, llegaron a un acuerdo de establecer un mercado cercano a lo que hoy es plaza de la Independencia, donde cada día los bubis podían traer productos alimenticios, como ñames, aceite de palma, gallinas, ovejas, cabras y vino de palma,  a vender y los ingleses lo pagarían con sus clásicas barras de hierro, espejos, abalorios, cuchillos y algún utensilio como ollas de hierro etc.



continuará......

miércoles, 4 de julio de 2018

MANDJI





  El Archipielago Mandji.
______________________
Su capital Santa María de Corisco- Djeke Dja Okela  ( Punta Jeke)

Cuadillo legendario fue Ekelá dja Mbengó, a quien la fábula benga atribuye una hazaña semejante, aunque en sentido inverso, a la de Hércules. Este abrió el Estrecho de Gibraltar, uniendo ambos mares: el Mediterráneo con el Atlántico.
Aquel cerró el estuario del Muni con la barra de dicho nombre.

Historia .--

Estaba en su apogeo el comercio de ébano, el palo rojo y el marfil, más la trata de esclavos.
<< Cuando Ekelá tenía mucho palo rojo reunido, avisaba a los comerciantes blancos, y mientras los demás (bengas) tenían que llevar el suyo en sus propias embarcaciones, los blancos enviaban las suyas a cojer la carga de Ekelá, y tomaba a éste de práctico para pasar la barra del Muni y las puntas de la costa y llegaba a Río Benito, de allí Ekelá se volvía por tierra.  
En Río Benito tenía su casa de fetiches; en ellas se guardaban muchas veces las riquezas de los blancos, mientras éstos negociaban con los indígenas del interior de los ríos.
Un día le dijo el capitán de uno de los barcos holandeses: Déjame a tu hijo para que le enseñe, ocultándole que lo tomaba como fianza de las mercancías que guardaba Ekelá.

Estaba Ekelá distraído en Jubu y vino la gente a decirle: ¿ No sabes que el blanco se ha marchado, y se lleva la mercancía, los regalos y a tu hijo?.
Ekelá entonces va a su casa, apareja su cayuco poniéndose él al timón, y como sabía que el blanco no podía salir de la barra sin práctico, se fue sin apresurarse a buscarle. El blanco trató de salir por la barra y no pudo. No tuvo entonces más remedio que dar el niño Mbengó a su padre, los regalos y la paga de lo que le vendió Ekelá. 
Dicen que para que no saliera el barco, puso Ekelá el pié derecho en el mar y salió el banco de piedra de punta Yeke; y luego puso su bastón en el agua  y al punto se convirtió en un árbol de mangle.
Hechas las paces con Ekelá, el capitán siguió su marcha, saliendo tranquilamente de la bahía de Corisco.
Los bengas perpetuaron este hecho fabuloso, dando desde entonces, el nombre de <>a la punta SIGUI, que así se llamaba antes. El nombre de <>.
DJEKE en benga significa << banco, barra, acantilado, y nombres semejantes>>.

Extraído de un artículo en la revista La Guinea Española del reverendo Joaquin M. Sialo C:M:F: 

Fernando García Gimeno 

lunes, 2 de julio de 2018

DATOS DE GUINEA ESPAÑOLA PRIMERA GUERRA MUNDIAL




 En la Primera Guerra Mundial con la invasión del Camerún por  tropas inglesas y francesas, la Guinea Española tuvo problemas de suministro tanto en alimentación como en otros elementos necesarios para la vida cotidiana. Como ejemplo voy a transcribir algunos datos que se publicaron en la revista La Guinea Española en sus número del año  1914.     
Se asegura que en Kamerones han sido ejecutados varios indígenas, influyentes y contrarios a la dominación alemana. El domingo corriente aparecieron dos cabezas en la plaza de Duala. Eran los jefes King Akua y Rodulfo Mango Bell, según se dice en esta Ciudad. 
Lo que a nuestra Colonia se refiere, puede reducirse a que no habiendo llegado los vapores inglés y alemán, se deja sentir la carestía de comestibles y sobre todo de arroz y pescado, subiendo mucho los precios de los artículos de primera necesidad, habiendo sido denunciadas varias casas comerciales que parece hicieron oídos sordos al Bando del Gobierno General. El resultado inmediato ha sido que se continuará vendiendo a elevados precios o que se enviará a las fincas las existencias , pues los comerciantes agricultores han barruntado que los precios, del arroz, pescado, sal y petróleo ha de elevarse en los mercados mundiales. Algunas casas que subieron los precios más de lo justo, fueron multadas.
Los indígenas que tienen fincas van saliendo hacia ellas, deduciendo que la vida les será ahí más fácil.
A nuestra Bahía han arribado tres vapores alemanes, el Henriette , Woerman que parece ser huía de Duala y no se atrevía a dirigirse a Europa, y estuvo varios días anclado, y el vaporcito Epe, que venía a por plátanos, y por fin el vapor Putt Camer que dice trae mucha ginebra para cambiarla por plátanos. El Ilmo. Señor Dabán encargado del despacho del Gobierno, con muy buen criterio ha prohibido el desembarque.
Se espera con verdaderas ansias el correo español que asegura ser el Isla de Panay, habiéndose telegrafiado a las Palmas que traiga la mayor cantidad posible de géneros de primera necesidad.
Por orden del Gobierno General, uno de los vaporcitos balleneros fue a Elobey a comunicar  d orden del Gobierno de Madrid, al Ilmo. señor Berrera que volviera a la Capital dejando al frente del la Comisión liquidadora al señor Carranza y otro a Principe a la Misión suplicando encarecidamente se dignara ayudarle para salir de tan conflictiva situación.
Continua en nuestra bahía el Put Kamer , con numeroso pasaje la mayor parte pastores protestantes con sus esposas e hijos, que formaban ka Misión americana de Batanga (Kamerún).
Hoy 25 todavía no aparece el cañonero Lauria esperado hace quince días con el gobernador señor Barrera, para que esté al frente del Gobierno como ha determinado el Ministro de Estado.
COMENTARIO
Durante la Segunda Guerra Mundial, y con la presencia de dos compañías de Tabores de Ifni (creo), los alimentos habituales de los europeos, se notó su escasez. Recuerdo que comíamos con cierta habitualidad, malanga como patata y yuca frita, y falta de carne, salvo las aves del corral ya que mi madre tenía un gallinero con 80 gallinas y 10 patos. Por cierto las gallinas por la mañana las soltábamos y comían en la maleza cercana y volaban a los árboles. Por la noche con el tita-tita-tita y ofreciéndoles arroz o maíz volvían casi todas. Las que no volvían se las venían a vender a mi madre por la mañana………

Fernando García    Algete   1 de Julio 2018