martes, 5 de noviembre de 2019

RETORNO A LA VIDA AÑORADA



Según se ve la foto, soy el de la izquierda, a mi lado Mariano Imbernón, siguiente el primo de Luis Jimenez Marhuenda el otro debe ser Luis .




RETORNO A LA VIDA AÑORADA

Cada día se me complica más la vida,
con el móvil y el ordenador,
y  tengo la acción decidida
de cambiar toda esa labor.
Vuelvo al tan tam de mi poblado,
dando con fuerza en su membrana,
mando mi deseo y mi recado
para que acuda mi novia mañana.
Vendrá, me hará la comida de la semana,
cogerá frutos y verduras para cocinar,
y haré lo que me dé la gana.
No tendré que hacer declaración de Hacienda,
n i enchufar  nevera  y lavadora,
ni ir a comprar a la tienda
ni poner el reloj en hora.
Para todo eso, tendré que volver a mi selva, 
a mis amigos los mosquitos y arañas,
y es posible que mi novia no vuelva,
después de los líos y regañas.

Algete a 2 de Noviembre de 2019   Fernando García


martes, 29 de octubre de 2019

LA EVOLUCIÓN DE LA VIDA






  LA EVOLUCIÓN DE LA VIDA

Ahora que abro mi hermosa nevera
y la veo llena de buenos alimentos
pienso en otra época, de esta era
y fluyen a mi mente los pensamientos.

En mi niñez pase muchas horas
en refugios llenos de orín y basura
pletórico de terror que no lloras
escondiendo la comida con usura.

En cocinas fabricadas con una lata
y como combustible el serrín
era la forma posible y barata,
de  subsistir en aquel mundo ruin.

Por Navidad y Reyes consistía el regalo
en un soldado de plomo ya gastado
que el año anterior era de mi hermano
al que generosamente había renunciado.

En mi vida he luchado como un león
para poder llegar a la langosta y el jamón-
y ahora solo puedo tomar pastillas
y un plato de suaves natillas.
En la vida uno tiene que ajustarse al momento
Y el resto archivado en el pensamiento
disfrutar con respirar en buena compañía
y afrontar la vida con paciencia y alegría.

29  de Octubre de 2019    Algete- Madrid

lunes, 28 de octubre de 2019

ÁFRICA LLORO POR TI


ÁFRICA LLORO POR TI

En débiles y viejas pateras,
llegan llenas de jóvenes africanos
a nuestras costas europeas.

Adheridos de frío, hambre y dolor
son acogidos por enfermeros
que les dan calor, comida y amor.

Para llegar a las costas de Europa, 
han atravesado desiertos y peligros,
en la lucha vienen con el alma rota.

Ilusionados con llegar al Dorado,
que les han prometido y engañado,
Aquí, los tesoros no se cogen con arado.

En vuestras aldeas y pueblos,
os prometieron un paraíso,
a cambio de vuestros ahorros.

Dichosos los que llegan con vida,
pero cuantos han muerto en el camino,
y no volverán a su tierra querida.

Sigo sin entender la razón de esa emigración,
África es la cuna de la civilización,
y lo tiene todo, riqueza, fuerza y pasión.

Se atesoran fosfatos en vuestros desiertos, 
en las dunas con rastrillo se cogen brillantes,
vuestros suelos de oro y koltan, están cubiertos.

Los ríos son caudalosos y llenos de peces,
vuestro clima es estable todo el año, 
comparados con otros ganáis con creces.

Buenos guerreros atléticamente constituidos,
mentes pocas viciadas o retorcidas,
teneis que pensar y en ello estar unidos.


La razón  de esa salvaje y dolorosa emigración,
es el mal aprovechamiento de vuestra tierra,
cambiar la historia con voluntad y razón.

Que el agua llegue a poblados y ciudades,
con agricultura no hay hambre,
que el dinero cubra las necesidades.

Pero que vaya sin trabas y directo,
con el control de quienes lo dan,
para que se utilice en su proyecto.

Que no se pierda en el bolsillo de la maldad,
o en otras ideas no necesarias,
que no son de primera necesidad.

Cada nación haga un plan de urgencias,
con orden de prioridades,
y que no se admitan incidencias.

Después del agua con su agricultura,
para no morir de hambre,
viene la siguiente premura.

El transporte de los ansiados productos,
para poder vender o comprar,
los dos aspectos vienen juntos.

Si producimos algo, con el costo adecuado,
 construir carreteras bien situadas,
para que todo sea ordenado.

Para el agua, el mediterráneo está al lado,
un canal faraónico la lleve al desierto,
la evaporación convierte dulce lo salado.

Es mi sueño utópico, no hay nada imposible,
mano de obra está en las mismas pateras,
maquinaria y dinero existe y es factible.

Hermanos soñar pero trabajar con esmero,
Este siglo veré mi sueño realizado,
Juntos en el cielo, os espero.

Fernando García   a 27 de octubre 2019    Algete – Madrid




martes, 13 de agosto de 2019

LA UTOPÍA AFRICANA




LA UTOPIA AFRICANA

Me llevaron a Guinea con 9 años y volví a España con 32, me he criado con ellos, estudiado  en los mismos pupitres, he jugado con ellos a fútbol, baloncesto y con mi cayuco he navegado por sus aguas, así que por esto y otras razones creo puedo opinar con mejor criterio que esos ejecutivos, que se han tomado un wisky en un bar africano y nos dan una conferencia sobre la esclavitud.
Actualmente ante la llegada de pateras, la solución de Europa es nefasta, los tienen varios días sin quererlos  desembarcar, luego los reciben  y tienen que mantenerlos, posteriormente los sueltan y buscan en la calle donde subsistir, no les queda otra solución que robar. . Sus mandatarios africanos reciben millones de euros, dólares o rublos, de los cuales mandan parte a sus cuentas en paraísos fiscales y cada día se pone peor.
Europa no puede acoger a 1.216 millones de habitantes que en el 2.050 serán 4.500 millones. Independiente de que no podemos mantenerlos es que al ritmo de crecimiento de esa población, los islamistas tienen un aumento mayor que el europeo de población, algunos pueden tener 2 o 3 mujeres y cada una 3 o 4 hijos, así que en 30 años serán mayoría y tendremos que asumir sus costumbres, comidas y hábitos.
La única solución es resolver el enorme problema tribal que tienen in situ.
Una idea es abrir un canal  de 2 kilómetros mínimo de ancho, que entrando por Libia llegue hasta el centro del desierto,  el los vértices de República Centro Africana, Chad, Niger, Nigeria, y Camerún. Esa faraónica obra daría trabajo a cientos de miles de trabajadores, la evaporación de esa agua que les llegaría, produciría un cambio de clima y lluvias. Con plantas potabilizadoras tendrían agua corriente y facilitándoles semillas, una agricultura de mantenimiento. Permitiría un comercio  más veloz, evitaría como ahora que para extraer minerales de sus países, como tienen que pasar por otros, se forman mafias de territorios, que actualmente las compañías mineras pagan .
Todo eso tendría que ser financiado por el resto del mundo pero con una inversión controlada, no entregando el dinero a sus ejecutivos, sino a empresas europeas con mano de obra nativa. Un plan de forestación y granjas piscícolas, además eso crearía ilusión a esos africanos que hoy están desfallecidos y sin encontrar soluciones.
Cuando comento el tema con amigos, dicen : eso es imposible, no hay dinero para ello, les respondo ¿ Sabes cuantos miles de millones se pierden en las ayudas inútiles a países africanos y el problema que representa para la salud de los europeos?. El sarampión que había desaparecido de Europa, empieza a brotar, los chinches han desembarcado el Ébola llama a la puerta y lo que vendrá.  

Fernando García     ( Fernando el Africano)
Barcelona a 12 agosto 2019

martes, 30 de julio de 2019

MI CORREO



MI CORREO

Publico en comentarios, uno de un señor que está en Kenia pero vive en Madrid, que desea contactar conmigo y precisa mi correo electrónico,.
Yo creía que estaba fácil de buscar. Por si acaso lo vuelvo a publicar

fernando.garciagimeno@gmail.com


Con esa vagoneta bajaban el cacao en la finca Mercedes hasta el embarcadero, aprovechando el desnivel existente en la finca. El delgado (huesos) soy yo, el del centro es el encargado de la finca señor Santiago Sancho y el de la izquierda es un amigo de la familia, Enrique Gil Cebrián. 

jueves, 25 de julio de 2019

LOS SUEÑOS






SOÑAR ES VIVIR

El otro día leí una frase dentro de un contexto filosófico que me impactó, decía así:
La vida se acaba cuando dejas de soñar.
Que profundas palabras que te hacen pensar. En la vida uno desea el triunfo deportivo, el éxito intelectual, la admiración de las personas hacia ti, el conocer mundos desconocidos, el descubrir un paraje maravilloso, el enamorarse y ser correspondido de una bella mujer, tantas y tantas cosas, que son sueños y esos sueños mueven el mundo, nuestras mentes generan tal energía para lograr alguno de esos sueños y eso hace avanzar al mundo.
El ser que no sueña es un ser muerto, una estructura animal que se mueve, acciona para sobrevivir, pero está muerta.
Noto, que mi ser  para estar vivo, tendría que haber cumplido algunos deseos, que a mis ochenta y seis años son imposibles. Por ejemplo volver a visitar aquellos parajes de mi niñez y adolescencia, la casa donde pasé aquellos años, volver a abrazar y charlar con los amigos de mis mejores años, sentir la lluvia tropical sobre mi cuerpo, ver aquellos fondos marinos llenos de corales, tiburones y tortugas, que con miedo y temblores provocaba con mi voluntaria inmersión.
Me encantaría saber de cómo han ido por el sendero de la vida, tantos seres queridos de los que no sé nada. Que significaba aquella sonrisa que brotaba de la faz de una bella mujer. Que tal me habría ido con aquella propuesta que me hicieron de irme a vivir a Brasil, o aquel trabajo frustrado en Australia.
Tantas cosas querría hacer en vida, que el tiempo queda corto. Recuerdo que hace unos sesenta años, viajando con un mal conductor, nos precipitamos por un barranco en el río Sampaka en Guinea Ecuatorial. En los 50 segundos que tardaría en caer de pie (gracias a Dios) el coche sobre un verde profundo, mi mente viajó por el tiempo, por lo menos la mitad de la existencia. Así parece que le pasa a muchos que llegamos a las puertas de San Pedro, pero como no es nuestra hora, nos devuelve a la Tierra.
Resumiendo el que no sueña es como si estuviera muerto.  

Fernando García Gimeno
Algete  28 de Octubre de 2019


miércoles, 10 de julio de 2019

LOS GARCÍA AFRICANOS- DOS






LOS GARCÍA  AFRICANOS  -DOS



A  raíz de mis comentarios de los García que crecimos o nacimos en Guinea, comentaba un amable lector de mis escritos, que le extrañaba la ausencia de europeos en los nuevos cargos del Gobierno de Guinea, y la poca intervención personal que tuvieron en ese periodo  hasta lograr la independencia.
Las autoridades coloniales en cuanto se proyectó la autonomía, de una forma  disimulada, nos dieron de alta en un Somaten armado, por si acaso. Yo me compré un hermoso revolver con cachas de nácar, que con el tiempo me obligaron a entregar a la Policía, de cuya entrega y guarda, tengo documento escrito. Igualmente nos apuntaron al Tiro Nacional, donde íbamos una vez por semana, y cuyos cartuchos nos entregaban gratuitamente, si no recuerdo mal.
Toda esa fanfarria que proyectaron las autoridades, se vino muy pronto abajo, cuando nos prohibieron votar en la autonómicas y en las de la Independencia, a la par que se anulaba el somaten y nos obligaban a entregar el armamento adquirido por nuestra cuenta. . Así que muchos García que habían nacido en aquellas tierras y otros como yo que desde los nueve años hasta los treinta y dos años, tomé mucha quinina, resochin, atepé , y contribuí con un pequeño esfuerzo a levantar el país nos prohibieron ejercer nuestro derecho, cosa que si permitieron a otras personas de color que llevaban pocos años en aquellas tierras.
Resumiendo en esa Independencia el Gobierno español, demostró su incapacidad política y perdió el consejo de muchas buenas personas que conocían la psicología y la realidad de aquellas tierras, único país africano cuya lengua oficial es el español.  

Fernando García Gimeno
Algete 19 de julio de 2019