domingo, 12 de julio de 2015

MANO DE OBRA CUBANA PARA FERNANDO POO-1







                                                                Desfile Tropas Coloniales
                                                               Comandante Baturone y
                                                                teniente Sevillano



MANO DE OBRA CUBANA-  CAPÍTULO I

En mis veintidós años de estancia en Guinea ignoré que Cuba facilitó mano de obra y que el presupuesto de Guinea durante muchos años estuvo a cargo del presupuesto de la Isla de Cuba. Tanto es así que hace pocos años en una charla que di en la Universidad e Barcelona, en el departamento de Geografía e Historia, muchos alumnos y hasta un profesor ignoraban el hecho.
Hoy repasando un libro encuentro datos sobre el caso, y me permito transcribirlos. Mi fuente es Geografía Histórica  de la Isla de Fernando Poo, su autor Abelardo de Unzueta y Yuste , publicado por el Instituto de Estudios Africanos en 1947.

R.O. de 28 de mayo 1861,. Guardia Colonial Cubana
El señor Ministro de la Guerra y de Ultramar dice con esta fecha al Gobernador Capitán General de la isla de Cuba, lo siguiente:
Por el Ministerio de la Guerra se dijo a este de la Guerra y Ultramar, en 8 del actual, lo que sigue: En la isla de Fernando Poo existe, como V.E. sabe,  una compañía de infantería de 150 plazas. El objeto de su organización , habiéndolo participado así en expresivos términos a este Ministerio el Gobernador Militar de dichas islas, pero la propia experiencia acredita igualmente cuán nocivo es a los europeos el clima de aquel país, en sus actuales condiciones sanitarias, pues aunque la compañía sólo ha tenido seis bajas de defunción, son bastante frecuentes los regresos a la Península por razón de enfermedades, sin embargo de estar sometidas estas concesiones a determinadas reglas , que se observan escrupulosamente . En tal estado , la consideración de evitar males que no son precisos, la de dar mayor impulso posible a los trabajos de colonización, haciendo uso de hombres nacidos en países semejantes, cuya salud no resienta la diferencia del clima, y por fin, la conveniencia de establecer toda clase de conexiones entre nuestras apartadas provincias de Ultramar, han sugerido a este Ministerio la idea de verificar un nuevo ensayo , consistente en reemplazar la mitad de la fuerza de la compañía de Fernando Poo con negros emancipados de la isla de Cuba, de algunos años de permanencia en ella, para que se hallen suficientemente instruidos que posean un oficio útil, robustez y buena conducta. Estos negros podrían ser alistados voluntariamente por seis u ocho años, mediante una gratificación de enganche de veinticinco pesos o más, si se estimase necesaria, el haber de soldados durante su permanencia en la compañía, con más las utilidades de su trabajo, y con la promesa de ser atendidos a su licenciamiento en la distribución de tierras del Estado, si deseaban establecerse definitivamente en Fernando Poo, como en muchos casos es de esperar sucediese. Si V.E, pues encontrase acertado este pensamiento del modo que queda indicado o con las modificaciones que se juzguen oportunas, podrían darse, desde luego, las órdenes consiguientes por el departamento de Ultramar al Gobierno de Cuba para el alistamiento y envío a Fernando Poo de 75 u 80 negros de dicha clase y condiciones, para los cuales se cuidaría por este Ministerio de ir dejando sin cubrir igual número de plazas a medida que vacasen en la expresada compañía, y hallándose conforme el Departamento con la idea emitida en el presente inserto, lo digo a V.E. de Real Orden para su conocimiento y efectos consiguientes:

R.O. de 26 de octubre de 1861.-
Enterada ( q.D.g.) de la consulta elevada a V.E., en carta de 26 de septiembre próximo pasado sobre si, por no presentarse emancipados que quieran ir voluntariamente a Fernando Poo, podía disponerse su embarque de contar con su consentimiento; S.M. ha tenido a bien disponer que, en caso de que no se presente el suficiente número de voluntarios, proceda V.E. al embarque de los 60 que han de ingresar en filas de la compañía de aquella isla y de los 200 que han de establecerse como jornaleros de la misma.


 Continuará………….

No hay comentarios: