sábado, 12 de noviembre de 2016

EL CACAO CAPÍTULO III






EL CACAO CAPÍTULO III


 Consta que en 1777, en Barcelona un tal Fernández inició la fabricación de chocolates con las marcas Madama la Delfina y Los señores de la Corte. Para su publicidad en todas las pastillas se inició el regalo de cromos con diferentes motivos ilustrados, este uso que se hizo normal en 1900 ha llegado hasta los años setenta. Son famosas las Monas de chocolate que regalan los padrinos a sus ahijados en Cataluña por Pascua y los huevos de chocolate en muchos países entre ellos, los árabes. En las fábricas de chocolate los granos de cacao son tostados a temperaturas bajas durante media hora, para que este tostado les de el último sabor, entonces se parten los granos y se separan las cáscaras y posibles restos, se muelen hasta convertirlo en una masa espesa, que se trata añadiendo, leche u otros elementos y se deja enfriar con lo que se convierte en chocolate

 
En realidad habría que analizar porqué se inició el cultivo de cacao en Guinea,. Hasta el reinado de Isabel II en España, no se tomó en serio la explotación agrícola de esa zona, en esa época es cuando se llevan semillas de tabaco, caucho africano, algodón, caña de azúcar, cacao, café, canela, y otras especies. En las pruebas que se hacen en semilleros de las Misiones y estatales se comprueba que por 100 hectáreas de cacaotero se utilizan 45 hombres y por dar dos ejemplos de comparación en tabaco se emplean 210 y el algodón 215, el otro más bajo es el café con 70 hombres. Dada la falta de mano de obra se inclina la política en cultivar el cacao, Por otra parte el cacao con una cosecha anual es el que conservaba mejor el suelo virgen ya que entonces no se tenían abonos químicos y el abono natural de la ganadería no se podía tampoco hacer en la isla, por que la mosca tse-tse lo impedía, salvo en la zona de Musola- Moka.donde por desagracia no se producía bien dada su altitud.  Al inclinarse por el bicultivo tenía la ventaja de que sus fechas de recogida que es cuando se emplea mayor mano de obra eran compatibles.

Las plantaciones de cacao efectuadas en 1884/85 de unas 388 hectáreas, dan como rendimiento 474 kilogramos en 1899 y 194.000 al año siguiente. Nueve años más tarde se llega al millón de kilogramos. Entre 1907 y 1911 por falta de mano de obra hay una crisis profunda en el sector, pero al concurrir en 1912 y 1913 los primeros trabajadores de nuestra zona continental, fangs y ndowes y el Tratado con Liberia de 1914 para solucionar la mano de obra, facilita el que portugueses procedentes de Santo Thome que conocen bien dicho negocio se establezcan el la Isla y en 1920 se pueda llegar a cerca de siete millones de kilogramos de producción. 

1 comentario:

jose sanchez de ocana gomez dijo...

Gracias una vez más por esos textos!

Un abrazo!