lunes, 2 de enero de 2017

ANITA GUAWU O , GUAU



                                             ANITA GUAWU  O , ANITA GUAU

¿ Quién no de Anita Guawu ha oído hablar?,
ha sido en Santa Isabel una institución,
lugar perfecto de copas y poder bailar,
 por la noche de amigos, punto de reunión.

 Lugar  algo cutre pero simpático, 
donde lo importante era actuar de ligón,
tomando unas copas en plan barato,
y trabajar como experto mirón.

Las nuevas titís que a la isla llegaban
acudían a lucir su exuberante palmito
y entre ellas a nosotros nos rifaban,
se iban con el alegre, como si fuera un hito.

El que tuviera un buen apartamento,
donde ellas pudieran ver a sus parientes,
hasta que encontraran el momento,
de seleccionar a sus clientes.

 Tenía una pequeña pista de baile el local,
donde mover las carnes o el esqueleto
 y demostrar las habilidades y la sal,
para todo y para cualquier momento.
Anita era grande, simpática y negociante,
 una nigeriana, veterana de la ciudad,
que sabía la historia de cualquier amante
desde el principio de su castidad.

Pocas sillas y una barra mostrador,
servían para inspeccionar el material
que pululaba a nuestro alrededor
y decir: ¡esta me gusta, no está mal!                              1

Ellas también escogían su pareja:
Este tiene cara de tonto y de no pagar,
de este otro, mi prima se queja
aquel  no se ducha, huele fatal.

Aquello era como una Universidad,
o aprendías pronto lo que es la vida,
o  te quedabas siempre en la castidad,
y eso  me han dicho, es vida aburrida. 

Autor:      Fernando García Gimeno, fernandoelafricano.blogspot.com  

2 de enero 2017
 

No hay comentarios: