martes, 29 de septiembre de 2020

GUINEA POLITICA COLONIAL


POLÍTICA INDÍGENA EN GUINEA

La mayoría de los datos que voy a exponer, están extraídos del libro titulado Política Indígena en Guinea, de A. Yglesias de la Riva, ex juez del distrito de Bata y ex secretario letrado del Subgobierno, editado en 1947.  Para obtener unos buenos resultados de la labor colonizadora en África, es importante preparar a los jefes indígenas, que asuman sus responsabilidades, y que favorezcan la labor del país colonizador, para ello había que intentar escoger a los jefes indígenas de cada poblado o región,  que tuvieran influencia y a ser posible mando sobre el resto de la tribu, poblado o región.
El primer nombramiento oficial efectuado por España, como jefe indígena, fue otorgado el 23 de julio de 1858 a favor de Fernando Boncoro, jefe de Corisco, para desempeñar la jefatura del  distrito de Cabo San Juan. Al fin y al cabo siempre los ndowe por su situación geográfica en la costa, tenían más trato con los europeos que las otras tribus.
Por bando de fecha 8 de abril de 1908, se vuelve a revisar la formación estadística por poblados y tribus. Y a los jefes nombrados se les hacen responsables del orden y comportamiento en su zona, con las obligaciones de saneamiento de caminos y cultivos de la zona.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       
En 1936, por ordenanzas de 31 de enero y 15 de abril, se resuelve se les dote de un uniforme análogo al que usan los jefes indígenas de otras colonias.
A los nombrados jefes se les conceden 6 hectáreas como patrimonio de usufructo, sin que pueda ser vendido, hipotecado o arrendado. A los segundos jefes en las mismas condiciones 4 hectáreas y para el cultivo de ese patrimonio, pueden disponer gratuitamente de seis braceros de la misma tribu.
Eso representa un problema al haber 211 jefes solamente en el Continente, lo que provoca una merma de personal, ya que son 1260 braceros más la misma cantidad para los segundos jefes, a los que se les conceden 4 hectáreas. Con el agravante de que para ser jefe, no le admiten que tenga más de una mujer legalmente , cosa que antes le favorecía, dado que su huerta la cuidaban todas sus mujeres y sus hijos.

Fernando el Africano 9 de septiembre 2020


No hay comentarios: