sábado, 17 de diciembre de 2011

ANÉCDOTAS E HISTORIAS DEL PUEBLO FANG/PAMUE


ANÉCDOTAS E HISTORIAS DEL PUEBLO FANG/ PAMUE

A partir de la Revista La Guinea Española de fecha 10 de enero de 1919,
Voy a ir transcribiendo notas sobre los fang, pero en muchos casos fiel al autor pondré pamue, que es como se conocían en aquel entonces.
La verdad es que siempre he deseado rendir tributo a la mayoría étnica de Guinea, pero mi desconocimiento y mi poca relación con ellos, me ha frenado mis ansias. En mis 22 años de Guinea, mi mejor relación ha sido con los fernandinos, bubis, posteriormente con los nigerianos y de las étnicas continentales e insulares, los ndowe, así que pido perdón por mis posibles patinazos.
ENTRE LOS PAMUES
Parece un contrasentido que hable de interview el misionero que se halla en el corazón del bosque sin más compañía que unos rapazuelos y rodeado de una comitiva de fornidos pamues que armas al hombro y cuchillo al cinto se presentan demandando, con mil agasajos, el proverbial “echuchune taga
(Trocito de tabaco) para llenar sus desmesuradas pipas. No obstante de tal, me atrevo a calificar a la interesante entrevista que tuve con el reyezuelo o jefe pamue llamado Mitogo, hombre de edad, muy versado en las costumbres del país y acérrimo defensor de las mismas, y que hasta hace pocos años, moró en las interioridades de nuestro Continente.
El objeto de mi vista, no fue otro que, el de obtener de la sencillez e ingenuidad de Mitogo, una declaración verbal que me pusiera sobre la pista de una tradición más o menos auténtica que derramara luz meridiana sobre los aborígenes, mitología o religión, forma de gobierno y cuanto pudiera contribuir al perfecto conocimiento de la etnología de la más numerosa y varonil de las tribus que pueblan nuestra Guinea Continental.
He aquí el resultado de mis investigaciones:
- Oye Mitogo, ¿Sabrías decirme de donde habéis venido los pamues?
.- Estábamos muy lejos de la playa, y venimos desde Melok, de aquí pasamos a Bisek y Bikua, de aquí a Kóuon, de aquí a Nnefam y a Chimenamilolo, de aquí a Bisum, de aquí a Midjobe y por fin llegamos a Sendje donde estamos ahora.
-         Ahora bien, de todos estos nombres no encuentro en el mapa del señor D’ Almonte más que a Kóuon (Ekouon), que está en el centro del límite Norte de nuestro territorio, a Milolo que está al N.O. y a
Midiobe que está al S.O. entre las cuencas del Benito y del Utamboni
en el que desemboca . Por donde se deduce que hace como 40 años esta tribu se hallaba domiciliada al N. de nuestro territorio fuera de
la línea limitadora y no muy lejos de ella, pues solo la separaban de
la misma 3 estaciones o jornadas.

MITOLOGÍA PAMUE.- ¿Vosotros los pamues conocéis a Dios y quién
Ha hecho todas las cosas?
-         Si padre, porque lo hemos oído decir a los Padres.
-         ¡ No hombre! Te digo los pamues que están dentro que no han oído a los Padres.
-         Si padre, la cosa sucedió así:
Nkómbôrô, al principio vivía él solo y como ya se cansaba de estar solo, produjo (dio a luz) a Nzama adju, o Dios del cielo. Este se quedó en el cielo y Nkómbôrô bajó a la tierra y creó a Màvega dios de la tierra.
Mávega creó a Murenzama y Guagauzama (chimpancé),Murenzama
quedose en el pueblo y Guagauzama, marchose al bosque sin coger fuego de casa; una vez que llegó al bosque, Guagauzama creó a los demás animales. Entretanto Murenzama creó en el pueblo a Nví, o sea un albino, de donde nacieron los blancos que fueron los primeros, después creó los kombes, después los bengas, después los buhebas y balengues y por fin los pamues por este orden.  
Cuando los blancos hubieron sido creados, comenzaron a caminar hacia la playa, dejando a su paso por el bosque algunas cosas que todavía están, tal es entre otras, una piedra grande que hay en la cumbre del monte Nvogolon que sale mucho sobre el camino y que todos los pasajeros tienen que herirla con otra piedra que hay allá haciéndola sonar como una campana. También en el monte Ndjumudjumu dejaron medicina grande, de modo que cuando uno desde el monte grita Ndjumudjmu, la voz dando vuelta repitiendo muo, muo, muo, muchas veces. Detrás de los blancos comenzaron a caminar los bengas, combes y balengues, pero llegaron tarde; pues ya los blancos habían construido barcos y se habían machado a Fernando Póo, a España y a otras partes, y así que aquellos tuvieron que quedarse en la playa.
Nosotros los pamues, nos quedamos en el bosque, hacíamos sal, del corazón del bambú y de una yerba que se llama “nkeng”, vestíamos un paño que se llama “ envioug” , hacíamos machetes con piedras de hierro, que poníamos al fuego y se volvía como agua, hacíamos lanzas, y hachas que llamamos òvòm, para esto cogíamos trozos de una piedra grande, que se llama “makogmansog” que está enfrente del monte Kozo donde vide la tribu Olá, y con esa piedra hacíamos fuego fuerte para trabajar el hierro, también hacíamos ollas muy fuertes de una tierra que hay allá, y poniéndolas al fuego se quedan tan fuertes que cuesta mucho romperse. Al efecto me enseñó el único ejemplar que habían sacado del bosque y que por lo visto su antigüedad no debe bajar de un  siglo.
En fin teníamos todo como los blancos, pero cuando supimos que ellos habían vuelto a la playa trayendo muchas cosas y gustamos la sal que habían traído, y vimos sus paños, sus machetes, su tabaco, sus ollas y demás cosas, nos determinamos a dejar el bosque y venirnos cerca de la playa, donde esperamos que los blancos nos traigan todas esas cosas.

(firmaba  Muramongho 10.01.1919)

 MI COMENTARIO

Lo que si está claro que en aquellos años, la parte Continental de la Guinea estaba en poder de los jefes fang de las diferentes tribus o familias que habían ido empujando a los llamados ndowe (combes y bengas principalmente) hacia las playas, por eso los llaman playeros.
Hasta después de la dictadura de Primo de Rivera en que ya se construyeron vías de comunicación, el aventurarse por el interior, era peligroso.

Fernando el Africano   Algete 17.12.2011