jueves, 12 de noviembre de 2015

ANNOBÓN VI





ANNOBÓN VI
Al llegar éste, los buenos siguen felices en la casa de la “madre muerta” en alguna región del cielo con Dios. Los malos, según la gravedad de sus pecados y maldad de su vida terrena, son enviados definitivamente a uno de los tres infiernos existentes de menor a mayor tormento:
1º Onfenu ; 2º Basu-dó y 3º Talana.
¿Que se puede hacer por los difuntos? Por de pronto, alimentarlos. Al enterrar un cadáver se suele poner en el ataúd comida o bebida que había sido de su gusto en vida.
Durante todo el año, particularmente el mes de noviembre, y siempre que el difunto lo pida por medio de las “soñadoras”, los familiares del difunto le proveen de las cosas que aquél necesita.
-         Eso es una costumbre de muchas religiones, en que se deposita comida para los muertos o incluso embarcaciones para poder navegar o pasar a la otra orilla, la buena.
-         Un acontecimiento que hizo salir Annobón en las páginas de noticias, fue el asesinato del gobernador general don Gustavo Sostoa, en el año 1932, por el delegado gubernativo, don Restituto Castilla. Años más tarde igualmente murió asesinado por un preso el practicante señor Atané (amigo de mi familia, que conocía yo personalmente).
-         Espero que mi sobrina haya quedado satisfecha de esta síntesis de ese pueblo valiente y luchador.
-         Como última anécdota diré que el boxeador más famoso en la isla de Fernando Poo, que casi siempre ganaba, en la década de 1950/1960  fue un annobonés llamado Pablo Oliveras, que tenía un hermano algo “ido” que iba por las calles de la ciudad y cuando veía una señora, se abría el clote que le tapaba sus virtudes. A los dos conocí personalmente.
FIN     ANNOBÓN    fernandoelafricano.blogspot.com


No hay comentarios: